lunes, 4 de mayo de 2009

MARLA OLMDSTEAD


Marla Olmdstead es una niña americana de cuatro años. Al menos los tenía cuando se filmó el documental “My kid could paint that” en 2007, traducido al castellano como “Marla, un prodigio del arte”.
Su padre es pintor aficionado y un día, cuando estaba pintando, Marla le dijo que también quería hacerlo. Cuando su pintura estuvo terminada, comprobó que se trataba de una obra de arte. Más tarde, un amigo que tiene un bar les invitó a exponer allí una de las obras. El óleo se vendió por 250 dólares. Un periódico local hizo un reportaje haciéndose eco del prodigio de la niña. Muy pronto se hizo famosa, no sólo a nivel local sino en todo Estados Unidos. Realizó su primera exposición y vendió toda la obra. Ahí empezaron los problemas. 60 minutos, un programa televisivo de gran audiencia, catalogó a los padres de estafadores. Al parecer, colocó una cámara en la habitación donde pintaba Marla, demostrando que su padre la instigaba a pintar de una manera determinada e, incluso, se vislumbraba que ayudaba a la niña con las obras firmadas por ella. Con la polémica dejó de vender.
El documental intenta demostrar que Marla es la autora de las obras de arte pero no aclara exhaustivamente su autoría.

3 comentarios:

Only dijo...

Desde luego que el docu no aclara nada...tiene la facultad de ponerme nerviosa con tanta "oscuridad". Eso sí, enlaces tiene para dar y tomar.

Me gustaría saber si la niña tiene alguna "intención", eso me falta en su web. Misterio: padres afanosos, mucho dinero y los "media", Uf, uf.

De todas formas,la imagen que has elegido es bárbara. Y el tema también.
Sigue así, :)

Marino Baler dijo...

No conocía el caso pero es posible que la niña tenga unas manos privilegiadas para la pintura ¿Qué pensaría esta gente que acusa al padre de los padres Mozart? Este con 4 años tocaba el piano y componía, si bien es cierto que son casos raros y niños únicos e irrepetibles.

Un saludo.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Lo primero...¿por qué canastos no respetan las traducciones originales? Claramente el título debiera ser "Mi Hijo Podría Pintar Eso".

La polémica sobre la explotación de los talentos infantiles por parte de los padres o tutores es un cuento de nunca acabar...de hecho, pienso abordarlo más adelante en relación a un One Hit Wonder.

Saludos afectuosos, de corazón.