miércoles, 24 de marzo de 2010

DÍA CON ESTRELLA


Hay días que amanecen con estrella. Son pocos en la vida de cada individuo pero haberlos, haylos, doy fe. Hoy es uno de esos días mágicos, uno de esos días que, tras cierta incertidumbre y muchas cábalas sobre lo que será tu futuro inmediato, despejan el camino y lo convierten en la rutina establecida que se perdió y, repentinamente, regresa. Días que te devuelven la esperanza, las ganas de vivir, aquellos horarios establecidos durante tantos años que se inutilizaron con los nuevos, con las nuevas pautas, con argumentos ya desconsiderados. Somos animales de costumbres y no hay acuerdo marco que logre cambiarlas. Las envidias siempre existirán y regresarán con remordimientos más acusados, pero a partir de hoy vuelvo a la realidad que perdí hace tres meses por rivalidades y por la ineptitud del politiquillo de turno. No creo en la justicia como no creo en la política, aunque hoy se ha dictado sentencia a favor de lo que nunca debí perder. Amigos (muchos) y enemigos (menos), sigo celebrándolo.

5 comentarios:

La Rata Paleolítica dijo...

Luis, algo va bien por allí, y me alegro por ti; Me alegro por tu día con estrella y brindo por ello. Un abrazo.

Jesús.

Mariluz Arregui dijo...

Que tengas aún muchos días con estrella en tu vida,

Un beso




La foto es preciosa, me la llevo

RITMO RANCIO dijo...

Pues nos unimos a los demás en desearte felicidad...
Un abrazo con estrella

Fernando dijo...

Cuando llega uno de esos días, que en efecto los hay, debemos apurarlos hasta el último segundo para tener reservas vitales.
Saludos, Luis.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Cierto es que hay días que amanecen con la buena estrella...algunos dirán que su Horóscopo tenía razón y se sugestionan, se disponen para ello (como también lo hacen en sentido contrario).

Críptico, no das muchos detalles concretos...pero entiendo que ha vuelto una situación cómoda para ti en cierto sentido y no puedo menos que alegrarme por ti. Saludos afectuosos, de corazón.