martes, 19 de octubre de 2010

EL IDIOMA CASTELLANO


No soy excesivamente purista pero estoy orgulloso de mi idioma y por ello intento defenderlo. De un tiempo a esta parte vengo observando excesiva utilización de anglicismos en publicaciones, escritos, televisión e incluso en locales de hostelería. Sin ir más lejos, una de mis articulistas favoritas, Elvira Lindo, en su última columna de El País de los domingos “Don de gentes” usa infinidad de palabras inglesas.
Y, aunque desde mi perspectiva opino que esas palabras distorsionan nuestro idioma, me he quedado más tranquilo al leer en el periódico argentino “Clarín” que el presidente de la Academia Argentina de Letras, Pedro Luis Barcia, dice que la omnipresencia del inglés en la lengua española no es más que un mito muy difundido: frente a los 90 mil vocablos del idioma de Cervantes sólo hay 130 anglicismos de uso permanente (un hombre culto maneja entre 3.000 y 3.500 palabras frente a 100 anglicismos, y un universitario de 25 años, entre 1.200 y 1.500 frente a 70). “Y eso, en la totalidad de la lengua, no es nada", sostiene.

En una de las últimas reuniones de los 22 delegados de las academias de la lengua española del mundo se fijaron los criterios a aplicar frente al uso de anglicismos. El Observatorio de Neologismos de la Real Academia Española fue el encargado de informarles a qué realidad se enfrentaban. Tiene un sistema electrónico —que llaman búho, porque trabaja de noche— que detecta la presencia de voces extranjeras, cuántas y cuáles, en el uso cotidiano del español.
El búho "lee" diarios y libros (me extrañó que no contemplen en ese sistema el seguimiento de medios tan arraigados en nuestra sociedad como la radio, la televisión o Internet). El informe técnico fue contundente: según el seguimiento, la base de anglicismos que se manejan no supera los 130.
El mito, según Barcia, se basa en que el inglés "tiene una frecuencia de uso tan intensa que da la impresión de que estamos frente a una verdadera invasión. Sí la hay en campos como la ciencia e Internet, donde el inglés funciona como lengua internacional. En Internet, por ejemplo, su presencia es del 75 por ciento, contra el 1,5 por ciento del español o del francés y el 0,7 del árabe".
Del mapa hispanoamericano —a excepción de Puerto Rico y México, por razones geográficas, históricas y políticas de peso—, España y la Argentina son los países con mayor presencia de anglicismos en la lengua.


Entre los anglicismos de uso más frecuente en el idioma español, están:
By-pass, block, broker, mailing, shopping, chat, password, copyright, rating, ombudsman, diskette, long-play, Cd, smog, sparring, stablishment, gay management, fast food, garage, hit, link, office, living, lifting, baby-sitter, hot dog, showman, single, snack bar, stand, stop, suite, surf, thriller, topless, tour, videoclip, vip, web, e-mail, zapping, abstract, lock-out.

Considero que tenemos que hacer un pequeño esfuerzo para que prevalezcan, en nuestra escritura o en las conversaciones cotidianas, términos en castellano sobre los ingleses. Es más fácil de lo que parece. Algunos vocablos, como los usados en Internet no tienen traducción, pero hay muchas que por pereza o por moda nos son más útiles de manejar en el idioma de Shakespeare. Sin embargo, insisto, ese pequeño gesto hará mucho bien a un idioma tan rico como es el nuestro. Siempre que se pueda, utilicemos palabras en castellano.

2 comentarios:

Marino Baler dijo...

Un tema complicado. Cuando en España es uno de los países que menos se lee a pesar de haber tenido los mejores literatos de la historia.
La gente no lee y, consecuentemente, escribe de una forma horrible... y encima se enfadancuando eso se dice. En fin... como diría Unamuno, "que país, paisaje y paisanaje".

Un saludo.

julia dijo...

Luis amigo mio,yo considero el idioma castellno el mas bello que existe(la verdad solo hablo castellano y como buena andaluza me como las eses),pero he viajado por muchos paises y mi marido habla tres idiomas.Te digo esto por que la cadencia del castellano para mi es única.Besos amigo mio y que el Universo te conceda el camino siempre iluminado por la luz de la felicidad.