viernes, 1 de octubre de 2010

“Haga frío o calor, San Saturio el día dos”

Ya estamos a uno de octubre. Mañana es San Saturio, patrón de la ciudad de Soria. “Haga frío o calor, San Saturio el día dos”. El caso es que la temperatura es agradable para la fecha en la que nos encontramos. Ayer por la tarde, al salir de trabajar, estuve en Pedrajas, a escasos diez kilómetros de la capital, en pantalón corto y camiseta, aunque, eso sí, a las ocho tuve que abrigarme. La temperatura, al irse el sol, bajó considerablemente. Los días permanecen soleados y despejados y las noches son frescas, la temperatura puede bajar, en la madrugada, hasta situarse el mercurio en cinco o seis grados.
Tengo la costumbre de anotar en una agenda, desde el año 2003, las peculiaridades de cada día de mi vida. Durante la mañana de hoy he querido comprobar lo que había hecho y dónde me hallaba otros días “uno de octubre” de esos años, desde el 2003 hasta el año pasado. Curiosamente, en ninguno de ellos me encontraba en Soria, o mejor dicho, no me encontraba en Soria o viajaba hacía aquí o desde aquí. Cerca del cincuenta por ciento de los días del año los paso fuera. No es de extrañar, por tanto. Tan sólo uno de esos días “uno”, en concreto en el 04, trabajé, aunque al salir del trabajo viaje a Zamora. Tres años (03, 05 y el año pasado) me encontraba de vacaciones en lugares más calurosos. El 2008, tal día como hoy, estaba en Tarragona en la inauguración de una exposición colectiva en la que participé. En el 2006, estaba visitando otra exposición, esta vez en mi tierra, Santander. Estuve en el Faro de Cabo Mayor deleitándome con la muestra de Eduardo Sanz. En el 2007, el día 2 de octubre era mi último día de vacaciones y regresaba de Peñíscola a Soria.
Algún compañero de trabajo que sigue con regularidad mi blog me echa en cara que escribo poco sobre Soria. Los datos que acabo de señalar son norma habitual en mi vida. Siempre estoy de acá para allá y suelo escribir sobre lo cotidiano, independientemente de donde me encuentre. Sin embargo, cuando estoy fuera es señal de que no trabajo y por tanto tengo más tiempo para hacer otras cosas. Unas veces me da por escribir y otras no me llega la inspiración o estoy ocupado con otro tipo de ocio.
Afortunadamente, éste próximo fin de semana lo pasaré en Soria, el sábado tengo una comida con amigos y el domingo debutaré como jugador aficionado de golf en el Torneo San Saturio. Qué la suerte me acompañe. Buen fin de semana a tod@s.

1 comentario:

julia dijo...

Luis es preciosa esa costumbre de anotar lo de cada dia,hace tiempo lo dejé y ahora me lo has recordado.Volvere a escribir lo de cada dia,sera otra vez como un diario de mi vida.Besos amigo mio.