viernes, 9 de noviembre de 2007

¿PORNOGRAFÍA?



No quiero que mi blog sea censurado. Así sí, ¡Coño!.


He visitado Paris en algunas ocasiones pero tengo pendientes, entre muchas otras, dos citas para mi próxima visita: El cementerio del Père-Lachaise y el Museo D´Orsay. La filóloga, historiadora y poeta Ana Rodríguez de la Robla en su exquisita bitácora “Hablando de Victorias” (más de una vez he hecho referencia a ella, estoy seguro que no será la última) nos muestra una foto del conocido –aunque poco visto- lienzo “El Origen del Mundo”, del pintor realista francés Gustave Courbet. Curiosamente el cuadro se encuentra en el “D´Orsay” y no he tenido, por tanto, el placer de disfrutarlo -con o sin rubor, ya veremos- in situ. Courbet no se encuentra entre mis pintores favoritos aunque considero que “El Origen del Mundo” tiene una rudeza estética (Francisco Sianes) que impresiona “realmente”, nadie ha podido resistirse a su magnetismo. Lo que desconocía es que se trata de una obra tan pequeña (45x50 centímetros), la imaginaba diez veces más grande (soy de cerca de Bilbao).

Hasta aquí todo normal, si es que puede considerarse normal la manera tan clara y precisa de la narrativa de la santanderina De la Robla, el problema surge cuando alguien arremete, no sé muy bien si contra la tela o contra el escrito, indicando su contenido pornográfico (si se trata del escrito o de todo el blog desearía hacerme actor porno).
Alguna vez he comentado aquí que colaboro con una Web fotográfica de Estados Unidos. Antes de colgar una foto tienes la obligación de indicar si contiene algún tipo de desnudo. Estoy de acuerdo en que hay que informar al usuario del contenido que puede encontrarse –tal vez se trate de un niño u otra persona que debido a su moralidad, religión, etc. se sienta agredido por la naturalidad de la foto-. De la misma manera habría que avisar del posible contenido violento, racista, desagradable, publicitario, sensacionalista de otras páginas de Internet. No llego a entender que una obra de arte como es “El Origen del Mundo”, aunque muestre un desnudo, pueda tacharse de pornográfica, más bien habría que analizar en profundidad la mente del tipo que ha realizado esa afirmación.

A rebufo de los contenidos violentos, xenófobos, agresivos y pornográficos en Internet quisiera aportar algunos datos de la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación:
-El año pasado navegaron por Internet más niños que adultos. De esos niños el 50% navega solo. El 44% de los menores se han sentido acosados por Internet (el 14 % ha concertado un cita con un desconocido, el 8% lo ha hecho en más de una ocasión, el 10% de estos jóvenes se presentaron solos en las citas, el 7% no avisaron a ninguna otra persona sobre su intención de acudir a la cita). Un 28% de los menores visita contenidos prohibidos para la infancia (19% entra en páginas pornográficas, 38% visita páginas de violencia, 16% en páginas de contenido racista o xenófobo. 26% accede a chats sobre sexo).

Los datos, como puede comprobarse, son escalofriantes; a pesar de la utilización, cada vez más numerosa, de filtros para niños. Por todo ello entiendo que hay que proteger y supervisar a los más pequeños. Pero debemos tener muy claro qué es la violencia, qué es el racismo y qué es la pornografía. Si pensamos que “El Origen del Mundo” es parte de ella, la sociedad tiene un problema y debemos empezar por solucionarlo. Mientras tanto disfrutemos con el arte, es de las pocas cosas que merece la pena en esta miserable vida.

3 comentarios:

Sir John More dijo...

Cuanto más vacía se tiene la mente, más problemas morales se le encuentran al arte. Abrazos.

ANA DE LA ROBLA dijo...

Gracias por tu comentario, mi querido Luis. Un fuerte abrazo.

Gray Moon Gallery dijo...

Phalluzoïde ou L’Origine du Sexe es un cuadro realizado por Jan Theuninck en 1999.
http://www.flickr.com/photos/26915283@N07/3551448186/