lunes, 5 de noviembre de 2007

BARES, QUÉ LUGARES...


En el pueblo zaragozano de Villarroya de la Sierra hay dos bares con nombres tan celestiales como inusuales. Se llaman “El cielo” y “La gloria” . Lo más curioso es que están pegados, uno al lado del otro, pared con pared. Vaya competencia, ¡así da gusto!

Siempre paso con prisa y nunca he querido detenerme (son cutres en exceso, además), aunque estoy seguro que allí siempre estarás bien acompañado tomando una cervecita y será difícil encontrar el momento de marcharte. Lo que me pregunto es qué pensará de esa incierta competencia el párroco del pueblo (la Iglesia está justo enfrente). Estará hasta las narices, seguro. Esos dos locales, en vez de hostias y mistela tienen cerveza, licores, sepia, tortilla de patatas, calamares… ¡Así cualquiera!

Con la gloria y el cielo en el pueblo no creo que a nadie se le ocurra cuestionarse un más allá.

No hay comentarios: