Ir al contenido principal

RUMANÍA DE CEAUCESCU -2-


Palacio de Ceaucescu


Al día siguiente visitamos, por nuestra cuenta, Bucarest. Por la noche estuvimos con Eva y su novio en la discoteca más “in” de la capital. Bailando me lastimé la rodilla derecha. Meses atrás había sufrido una lesión jugando aL fútbol y en ese momento me resentí por un violento movimiento. Se me inflamó y me condujeron al hospital. Me recordaba a los antiguos hospitales “18 de julio” que, por suerte, iban desapareciendo en España. Fotografías del dictador, decoración con emblemas comunistas, paredes de azulejos blancos, baldosas tricolores en el suelo, mareantes pasillos, tétricos despachos médicos, enfermeras ataviadas con cofias y delantales blancos sobre blusas azules claras… Eva explicó lo que me había sucedido al galeno de turno. Desde ese preciso momento me bautizaron con el nombre de Elvis. El médico -musulmán- que me atendió, medía más de dos metros de altura y tenía complexión atlética, golpeándome el pecho me tumbó en la camilla. Le observé hurgando en una jeringuilla de las que usan los veterinarios para vacunar ganado. Solté un grito: ¿Eso es para mí? El gigante musulmán no sé si mirando o no a la Meca, me contestó: “…Dios quiera”, “viva Franco”. Me hizo un daño terrible. Similar operación se repitió dos veces más. Eva que se encontraba junto a mí, separada por un biombo, estaba asustada por mis gritos. Le informé que si me introducía otra vez ese rústico animal la jeringuilla en mi malherida rodilla me tiraría por la ventana y que le explicara que no tenía nada que ver con Franco. Afortunadamente no ocurrió por cuarta vez. El bestia me dijo que podía irme. Me había sacado el liquido sinovial desprendido en el interior de mi rodilla y podía caminar un poco mejor. A modo de pago cogió del bolsillo de Eva un paquete de rubio americano que se transparentaba en su camisa.
Acabamos el día en uno de esos establecimientos para turistas bebiendo whisky. A Eva y a su novio les obsequié con un cartón de winston a cada uno. Eso suponía mucho dinero en el mercado negro.

La mañana siguiente la destinamos a seguir visitando la ciudad. Aunque ahora estaba condicionado para caminar con normalidad. Todo sería más lento y nos perderíamos varias cosas programadas anteriormente.
Salimos de una boca de metro y nos dirigíamos a otra que distaba unos trescientos metros. Llamábamos la atención y nos hablaban constantemente en italiano. Un tipo nos persiguió aprovechando nuestra pausada marcha. Nos contaba que necesitaba dólares para irse del país, se le veía muy apurado. Me habían advertido que el dinero del mercado negro era arriesgado, en la mayoría de las transacciones se trataba de billetes falsos o que ya no circulaban por el país. En algunos casos solían ser policías. Cuando el tipo me hizo una última oferta se trataba de once veces más que el valor oficial. Entramos en un portal y conté el dinero. Estaba correcto y aparentemente era igual que el que tenía en mi bolsillo. Al fin y al cabo se trataba de cien dólares. Nos desplazamos a un centro comercial cercano y no recuerdo lo que compré –creo que música clásica- Quería conocer el valor de mi recién adquirido ¿tesoro? La cajera marcó el valor de los discos, metió el billete que le di en la caja y me dio el recibo. Éramos ricos para afrontar la semana que nos quedaba para disfrutar en el país.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

Chlöe's Clue - Carmín y Rubor

Tras dos discos a sus espaldas repletos de historias, llantos y celebraciones aderezadas con apasionados ritmos de baile y de belleza, Raquel vuelve con un nuevo trabajo en el que se aprecia un cambio en su libro de estilo que ahora abraza sin corsés y con total admiración la música latina, donde el Tango, la Bossanova o el Bolero, se presentan con una mezcla natural y abrazada sin excesos, con una gran dosis de valentía y respeto, que acompaña y complementa su acuñado sonido. Su firma ya es una de las más personales en el panorama musical de nuestro país, por su originalidad, por la pasión de sus composiciones y por la falta de necesidad de contextualizar su música en ningún estilo que esté marcando tendencia en la música de nuestro entorno más cercano, porque su libertad compositiva y el arte que lleva dentro, no necesita anclajes, solo dosis elevadas de creatividad y de expresión visceral, desde su más pura esencia. Por ello su tercer disco viene con algunos cambios respecto a traba