lunes, 21 de abril de 2008

¿CUOTA DE PARTIDO O PREPARACIÓN FEMENINA?


Hasta el irascible Alfonso Guerra se ha sentido molesto con las “rosas” palabras de Silvio Berlusconi sobre las ministras nombradas por el Presidente Zapatero. Me quedé anonadado cuando el sevillano llamaba delincuente al ex presidente italiano. Los españoles, por fortuna, todavía no hemos olvidado las andanzas de su hermano cuando A. Guerra era Vicepresidente del Gobierno González. Mi abuela se referiría a Guerra de la siguiente manera: “habló de puta la Zapatones”.

Y es que son muchas ministras. No por su condición femenina, quede claro, sino porque cunden considerablemente. Ellas no pasan desapercibidas para los telediarios de los países europeos, americanos y de todo el planeta. Tan elegantes, jóvenes y socialistas.
Los diarios de la derecha española tampoco han escatimado “piropos” a las ministras elegantes. Yo creo que es porque están quitando protagonismo y “trapitos de alta costura” a las damas de la derecha, aunque considero que se han pasado en sus críticas.
Para Antonio Burgos la recién nombrada ministra de Igualdad, Bibiana Aído, es la flamenquilla del Batallón de Modistillas de ZP. Bibiana tenía un cargo en la agencia andaluza para el Fomento del Flamenco y es difícil entender su castellano debido a su castizo acento gaditano, pero imagino yo que será válida para un ministerio de segunda división.
Pero no es el único comentario jocoso sobre la benjamina “modistilla”, así el virulento locutor de La COPE, Jiménez Losantos (mi ordenador se empeña en llamarle Lozanitos) , se pregunta qué habrá hecho la nueva ministra para haber accedido a una cartera ministerial. ¿Cómo no haya ganado algún concurso de peteneras?, sugiere.
El escritor y columnista del ABC, Juan Manuel de Prada, explica que "para abastecer su gabinete de tías, Zapatero ha buscado debajo de las piedras", e Iñaki Ezkerra, de La Razón, afirma que "nombrar a Aído parece del Gran Hermano, no sé bien si orwelliano o televisivo".

Carmen Chacón, catalana de 37 años, ¿ecologista? también ha desencadenado la polémica. Entre ciertos sectores del Ejército se considera su nombramiento como una provocación a la institución. “Nos quieren poner como una ONG con pistolas”. Su revisión de tropas con un embarazo de siete meses le ha servido para apodarla "la del bombo". Para el Grupo de Estudios Estratégicos, el problema de la catalana es la baja maternal que tendrá que cogerse en unos meses y que la impedirá seguir al frente de su departamento.


Losantos lanzó también sus flechas contra la titular de Defensa, "una nacionalista catalana al frente de los escombros del Ejército español", poco antes de ridiculizar a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, acusándola de tener "el récord de socavones", imitando su acento andaluz y llamándola 'Maleni'.
Que el nuevo Gobierno Zapatero esté integrado por más mujeres que hombres (nueve frente a ocho) también ha sido objeto de análisis por otros periodistas como Lluís Foix (La Vanguardia) o Andrés Aberasturi, que en su artículo No entiendo este Gobierno pone en duda que esto se deba una intención de reclutar "a las mentes más preparadas" en vez de a un deseo de "romper moldes y hacer historia".Sobre este extremo escribe Federico Quevedo de Elconfidencial.com, para quien la meta de Zapatero es clara: "hacer de la igualdad de género una nueva religión del Estado".

Desde mi punto de vista el mayor problema de todo esto es que se están olvidando los grandes problemas del país: paro, inmigración, vivienda, bajos sueldos, crisis económica, falta de credibilidad de nuestros gobernantes en el exterior, terrorismo y un largo etcétera al que tienen que enfrentarse nuestras ministras y ministros. La pregunta es la siguiente: ¿están suficientemente capacitadas y capacitados? El tiempo les quitará (o les dará) la razón. Paciencia.

8 comentarios:

Raquel dijo...

Por fin me entero de qué va la cosa. He estado leyendo cosas sueltas pero ahora sí tengo una imagen más completa. La verdad es que me has hecho reir.
Un abrazo

Marino Baler dijo...

No sé si el poner tantas mujeres es por aparentar progresismo o porque realmente son válidas, pero creo que el progresismo no se mide por el sexo. De todas formas es algo que considero indiferente mientras sean competentes. Pero me resulta extraño el ministerio de la igualdad ¿Para qué sirve este ministerio? ¿Cuáles son los méritos de esta ministra? Está visto que en este país "igualdá" que "da lo mismo" si sirves o no, con tener gracia para hablar y un carnet todo vale. En fin "La España de charanga y pandereta" que definió el poeta.

Salud.

J P dijo...

Sistemáticamente nos lanzan cebos y cortinas de humo en los que ciegamente picamos una y otra vez...

Qué poder tendrán los medios para que los de a pie nos distraigamos de dónde nos aprieta el zapato.

only dijo...

Muy sensato, sobre todo el último párrafo.
Pero mientras tenemos paciencia, a algunos les devora el día a día. Y además, siguen callados, pacientes, trabajando, luchando, confiando.
Lo de Guerra es de juzgado de guardia, casi.Pero tampoco es el único, y como encima están saturados los juzgados...
Eso, paciencia.

Un besito.

sallopilig ref dijo...

je je. Eres suave. Lástima que ya me había olvidado por completo de ellos.
Este post es "muy mejor" que un artículo periodístico. No rezuma olor de fábrica. Envidia que te tendrían...

Luis López-Cortés dijo...

Raquel, si he conseguido divertirte me doy por satisfecho. Un beso campeona.
----------------------
Marino, una auténtica lección.
----------------------
JP, paisanuco, para cebos en La Maruca. ;-))))))
-----------------------
Only, besito sensato (sin juzgado de guardia)
-----------------------
Sallopiling, se agradece el "piropo".

C.C.Buxter dijo...

A mí me aburre tanta discusión sobre el sexo de los ministros: ser hombre o mujer no es ningún mérito. Me parecería más interesante que alguien reflexionará acerca de qué méritos hay que hacer para ser nombrado ministro.

Por cierto, y con independencia del árbol genealógico de Alfonso Guerra, decir Berlusconi y delincuente es, simplemente, redundancia.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Puedo escribir desde la experiencia. Se criticó mucho a la Presidenta Bachelet en Chile cuando su primer Gabinete fue de paridad de género...la situación no duró mucho, pero por algo se tiene que partir, ¿no?

Obviamente que la oposición va a criticar los nombres...si hubiesen sido hombres, habrían surgido otros cuestionamientos (infundados muchos de ellos). Y en cuanto a las críticas solapadas dentro de sectores del Ejército, harían bien los militares en recordar que están subordinados al poder civil y, si no les gusta, pues pueden irse al Partido Popular donde gustan de tirar maíz a las puertas de los cuarteles.

Si las nuevas Ministras contribuyen, tanto como sus pares hombres, a superar los problemas contingentes de España, bienvenido sea. El problema es que a la oposición nada les gusta siempre que no venga de ellos.

Saludos cordiales.