lunes, 14 de abril de 2008

EL ENTRAÑABLE ETERNO CANDIDATO


Luis Alejandro Bello Langer es el eterno candidato, aunque cada vez tengo menos claro a qué. Sus formas son educadas y a simple vista le gusta vestir bien. Es chileno de Maipú, joven, alto, pelo negro y ojos marrones. Le gusta mucho la música y defender a sus amigos que cada vez son más numerosos (merece tener tantos, sabe cuidarlos).

Este eterno candidato cree en la política tradicional, la del trato humano personalizado, la promesa que pueda cumplirse y el don de la palabra como principal premisa ante tanta mediocridad existente en esta sociedad. Tiene un buen corazón que utiliza para envolvernos en sus discursos amistosos y tolerantes. Es descendiente de gallegos y uno de sus sueños es conocer la tierra de sus antepasados. Entre sus ilusiones (casi todas sencillas y realizables, características de una persona con sentido común) se encuentran comer una pizza margarita en Nápoles ; sacarse una foto al estilo de la carátula del disco Abbey Road de The Beatles (Inglaterra); tomarse una cerveza Guinness en un típico pub de Dublín (Irlanda); esperar el Año Nuevo en el frío neoyorquino de Times Square; cantar acompañado de un mariachi en Plaza Garibaldi (México); interpretar "Balada para un loco" en una tanguería (Argentina) y pasar la luna de miel a bordo de un barco que visite la Laguna San Rafael (Chile).

Luis Alejandro es tan cumplidor que tiene la buena costumbre de dejar su opinión en todos mis artículos del blog. Enseguida se cuando ha entrado, sus comentarios se amontonan y siempre deja alguna incógnita sobre algo que no ha entendido. En todas las ocasiones por no comprender nuestra idiosincrasia española. Hay veces que le dejo la contestación a sus preguntas pero la mayoría se me pasa. Desde aquí le ruego su perdón.

Visito a menudo su bitácora, suele introducir dos largas peroratas por semana. Contienen muchos datos (algunos basados en la experiencia y otros en los porcentajes) lo que permite hacerte una idea amplia de sus pretensiones. Siempre es entretenido y finaliza sus discursos con instruidas frases del tipo: “me dirigiré nuevamente a ustedes desde este humilde proscenio virtual donde recibo vuestras palabras, críticas y observaciones varias. Saludos cordiales, espero que tengan un muy buen fin de semana en lo que se propongan y estaremos en contacto constante”. Divide a sus amigos (ente los cuales tiene a bien incluirme) en colaboradores de campaña, asesores de campaña, votantes comprometidos y votantes a persuadir. La división está realizada claramente por afinidad. Desgraciadamente yo me encuentro en la última columna, la de votantes a persuadir. Espero que con esta entrada pueda ganarme el derecho a subir un peldaño en su segmentación, aunque no me importa (y él lo sabe) tan solo pretendo que Luis Alejandro pase a formar parte de los personajes que figuran en mis etiquetas, elementos indispensables para tejer la utopía de un mundo mejor. Mientras esto sucede me conformaré con que el eterno candidato se pase de vez en cuando por mi blog (que también es suyo), disfrutar leyendo sus amenos discursos, soñar con recorrer algún día juntos rincones de la bella Galicia, hacerle una foto en un paso de cebra, tomarnos una Guinnes en cualquier lugar agradable y escucharle cantar un tango a grito pelado. Tocayo, si algún día visitas España quiero que sepas que mi casa es también tu casa.

Saludos cordiales y afectuosos a todos y cada uno de ustedes en la amable y constante lectoría...
Salud y suerte.

3 comentarios:

only dijo...

Una entrada estupenda.

Dice mucho de él, de ti, de la parte buena de internet, y hasta hace publicidad de buena cerveza.
Olé.

Amos de la Justicia dijo...

Hola.
ahora se como entraste en mi blog.
Yo tambien conozco a "el eterno candidato", y tuvo algo que ver el que yo entre en este mundo de la blogsfera.
es una buena persona.
saludos
Daniel

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

De verdad me sorprendiste...¿por qué no me habías dicho nada? Pero vamos aclarando los puntos.

Soy un candidato a toda elección dentro de la Blogósfera donde pueda estar en pie de promover una forma positiva de ver las cosas y, a la vez, propositiva.

Todo artículo que me llame la atención merece ser comentado...hay algunos donde el entendimiento se me escapa y, como no me acomoda mucho el saludar por saludar, lo dejo allí. Y sé que quizás no te sea tan cómodo ver tres o cuatro aportes míos en igual número de artículos, pero sabes bien que es sólo en el fin de semana cuando me puedo poner al día (tampoco hay algo por lo cual aceptar tus disculpas, tranquilo).

Mis columnas son extensas porque me falta poder de síntesis pero, a la vez, sirve para poner todo en su contexto; y las palabras que para muchos de la "intelligentsia" parezcan cursis o falsas, yo las siento de verdad. Fui instruído en escuelas públicas y estuve en Universidades...una persona no tiene por qué renegar de su léxico y, si alguna palabra no se entiende, pues que se busque en el diccionario.

Otra aclaración: No es afinidad precisamente por la que divido los enlaces...mi amistad está para todo aquel que quiera tomarla y sólo pido, a modo de formalizar, intercambiar algunos datos...así es que ya lo sabes.

Saludos cordiales y...bueno, muchísimas gracias por esta agradable sorpresa.