martes, 28 de julio de 2009

CADA CALLE ES UNA NUEVA VIDA


En la calle una mujer aborda a un desconocido, de su misma edad, y le habla de relaciones. Mientras tanto, caminan juntos por una calle kilométrica hasta que llegan a un stop. El coche del desconocido está aparcado, en una calle perpendicular, a la derecha y el de la mujer a la izquierda. Le cuenta que esa calle es la vida y que juntos han recorrido toda esa vida. Hay algo de locura en ello. Es una historia de libro.
Cuando el hombre está conduciendo su vehiculo encuentra, nuevamente, a la mujer. Ella todavía no ha llegado a su coche. Ni siquiera tiene coche. Cuando el hombre para a su lado, ella abre la puerta y se sienta junto a él. A los pocos metros, aprovechando que el semáforo está rojo, baja del coche y continúa andando sola. Comienza una nueva vida en otra larga avenida.

3 comentarios:

✈ĘɭĭZ∂™ τσdσs lσs Dεяεcнσs яεsεяvαdσs cσρчяιgнτ dijo...

Bienvenido a mi blog, vendre a conocer el tuyo, me perdi un poco, pero es que han pasado cosas en mi vida inesperadas, cuando quieras volver las puertas las tienes abiertas!

MariLuz Arregui dijo...

Enigmático e interesante microrelato. Me ha gustado mucho.

Has leído la entrada 'Tranvía' de ULysses-Jaquemate ?

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Los caminos de la vida no son los que yo esperaba, no son los que yo creía, no son los que imaginaba; los caminos de la vida son muy difícil de andarlos, difícil de caminarlos y no encuentran la salida.

Es todo lo que tengo que decir al respecto, citando a Vicentico. Saludos afectuosos, de corazón.