Ir al contenido principal

UN DÍA ESPECIAL EN BARCELONA


Carretear Barcelona acompañado de dos bellas mujeres de la talla humana de Julia Herrera y de su hija Eli no ocurre todos los días. Hasta el insoportable calor húmedo se soporta de buena gana. No es para menos. Las horas pasan sin darte cuenta y las conversaciones van enlazándose de manera natural. La belleza del Barrio Gótico se acrecienta y disfrutas del paseo preocupándote tan sólo de respirar, oler, hablar, andar. Se entremezclan, de manera ejemplar, el castellano y el catalán. Algunas risas, fotos, proyectos, recuerdos, aderezan la mañana. Tomamos un café en una terraza de un patio cargado de historia y me dejo colocar un turbante al puro estilo moruno. Más risas, más fotos. Ineludiblemente, el tiempo va pasando (no así el calor). Eli nos lleva al, recientemente reformado, Mercado de Santa Catarina, cerca de la Catedral. Antes, una “presunta” periodista del Periódico de Cataluña, aborda a Julia Herrera. Hacen un reportaje sobre el abanico. En una de las semanas más calurosas de los últimos cinco años (siempre me toca), el abanico resucita en manos de los turistas y de los residentes. Julia acepta el reto de dejarse entrevistar y posar, con el abanico que lleva entre manos, para una foto que documentará el artículo (que aparece, ocupando una página, al día siguiente). Y, aprovecha, claro, para venderse a ella misma. Creativa cultural, escritora, presidenta de la asociación artística “Ocre y oro”. Se queda un buen rato con la “presunta” periodista que al día siguiente, obviamente, abandona su “presuntez”. El reportero gráfico, sofocado, soporta estoicamente la que está cayendo a las dos de la tarde. Entramos al restaurante “Cuines de Santa Catarina” y está prácticamente lleno su amplio e informal comedor. Eli habla con la responsable y, enseguida, compartimos una de esas mesas grandes, del tipo a las de los mesones, con una familia estadounidense. Bebemos vino (no tanto como pretende el camarero). Compartimos nuestros platos y, en los postres, Eli adopta, repentinamente, el papel de sensata brujita. Nos ponemos serios por momentos. Caminamos hasta el Port Olimpic por calles en obras. Llegamos con dificultad y tomamos una copa con unos amigos. Finalmente llega la despedida y las dos mujeres desaparecen en las largas calles que conducen a su casa. Es por la tarde y ha remitido un poco el calor veraniego. Me introduzco en una furgoneta y todo cambia repentinamente. Los bellos momentos, junto a ellas, quedan grabados en mi disco duro. Intento descubrirlas por alguna calle pero, físicamente, ya no están. Gracias por compartir un ratito de vuestro tiempo conmigo.

Comentarios

http://ocreyoro.blogspot.com ha dicho que…
Estamos muy guapos...!!!

Moro que eres un moro, ahí nos tienes a las dos... pobres...!!!!

Por cierto en Alhambra, está el clavel, ve y mira!
Only ha dicho que…
Luis, me empiezo a preocupar...
empezaste por un catálogo encima de la azotea, y ahora ya te pones turbantes...::))))
Es inevitable preguntr cuál puede ser el siguiente paso..jajaja
Veremos, veremos,



Qué dulce Julita...
preciosa imagen.


Un besazo para los dos
Elizabeth Sandoval ha dicho que…
Bien Luis...

Quiero darte las gracias por compartir con nosotras un "tan caluroso día".

Fue un honor conocerte, un honor conversar contigo...

Espero que el autógrafo que ha quedado pendiente me lo extiendas en Soria. Conozco un bar muy interesante allí..."Bar Nizza", ¿no?

Un caluroso (jejeje) abrazo

Elizabeth Sandoval (o como tu me llamas, Eli)
http://nochesdealhambra.blogspot.com ha dicho que…
Only corazón... espero que pronto nos encontremos en una expo buen hermosa en donde disfrutemos de lo lindo. Ahora, como verás, ya no llevo guantes de Sol.

Besos
Anónimo ha dicho que…
En buena compañía, todo es soportable...absolutamente todo.

Me ha llamado la atención lo del turbante moro...¿alguna razón en particular para semejante postura? ¿Y por qué esa desconfianza con los que ejercen el periodismo?

De todos modos, los momentos inolvidables quedan bien guardados y refrendados. Saludos afectuosos, de corazón.

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

Chlöe's Clue - Carmín y Rubor

Tras dos discos a sus espaldas repletos de historias, llantos y celebraciones aderezadas con apasionados ritmos de baile y de belleza, Raquel vuelve con un nuevo trabajo en el que se aprecia un cambio en su libro de estilo que ahora abraza sin corsés y con total admiración la música latina, donde el Tango, la Bossanova o el Bolero, se presentan con una mezcla natural y abrazada sin excesos, con una gran dosis de valentía y respeto, que acompaña y complementa su acuñado sonido. Su firma ya es una de las más personales en el panorama musical de nuestro país, por su originalidad, por la pasión de sus composiciones y por la falta de necesidad de contextualizar su música en ningún estilo que esté marcando tendencia en la música de nuestro entorno más cercano, porque su libertad compositiva y el arte que lleva dentro, no necesita anclajes, solo dosis elevadas de creatividad y de expresión visceral, desde su más pura esencia. Por ello su tercer disco viene con algunos cambios respecto a traba