martes, 7 de julio de 2009

LA ÚNICA BANDERA EXISTENTE

El sábado finalizarán mis primeras vacaciones veraniegas. Ya estoy con la mosca detrás de la oreja y no disfruto de los últimos días como debiera. ¡Qué le vamos a hacer!. Todo llega a su fin. Escuchando ahora a U2 (enlatadamente) me traslado a ese día mágico en Barcelona, de su concierto, y siento nostalgia. Esa nostalgia de lo que ya no está. Con el mar al fondo, algo enredado, tumultuoso, trato de rememorar días rebeldes de mi juventud ya, casi, desaparecida. Echo en falta, cómo no hacerlo, días felices en los que la libertad era la única bandera existente. Época añorada.
Las cosas van cambiando. Unas veces para bien y otras para mal. Todo se andará. En este momento, disfruto de la soledad reactivante que supone reencontrarte contigo mismo por unos instantes y analizo lo vertiginoso que es todo. Hace muy poco, intentaba reestablecerme de jornadas laborales estresantes y, ahora, una vez resueltos esos inconvenientes que el ajetreo pertinaz diario nos ofrece, vuelvo a la atroz realidad del día a día. Todo sigue su curso por tanto. Y, eso es bueno. Además, la salud acompaña para encauzar nuevas situaciones.
Mientras, muy cerca de mi, pasa un velero en busca de nuevos confines y el último disco de U2 llega al final. Me he internado, con sus sonidos, en lo entrañable, lo hondo de mi mismo. Nada nuevo. Lo cotidiano marca el rumbo de los días. Todavía me quedan tres largas jornadas para disfrutar de la emancipación que supone no contar para nada con el maldito reloj. Disfrutaré de mi libertad condicional. No os quepa la menor duda. Salud y buena suerte. Gracias por la compañía que supone vuestra lectura.

5 comentarios:

Only dijo...

Gracias a tí por hacernos partícipes, de alguna manera.

Leerte supone siempre compartir un ratito, un "algo" de tí, que además expresas como nadie. Sigues haciendo honor al nombre elegido para tu blog..

Saludos desde Pampelune

Ulysses dijo...

No hay nada como unas buenas vacaciones veraniegas, pero todo tiene su tiempo.
Acá estamos en invierno.

Muy entretenido relato

Saludos

Marino Baler dijo...

Pues apura con calma las últimas horas de tus vacaciones. De todas formas el verano no ha hecho más que empezar, así que seguro que puedes disfrutar de más dias cerca del mar.

Un saludo.

CREADORA DE dijo...

Yo tengo una frase traducida del catalán al castellano con un significado un tanto incoherente, que entorpecen la belleza de los contenidos.

Entra mar y barca... sería posible una buena definición... porfa!!!!!

Besos de una que, ...espera....

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Se dice que el período ideal de vacaciones es de tres semanas...porque el descanso efectivo sólo es de la semana que está al medio de ese período; aunque hay algo de solaz, al fin y al cabo.

Y se entiende la nostalgia por lo que ya no está...pero lo viviste y puedes guardar eso por siempre o hasta que la memoria aguante. Saludos afectuosos, de corazón.