viernes, 25 de julio de 2008

DIANA KRALL


Anoche recibí una llamada telefónica a una hora intempestiva. Se trataba de mi hermano. Llamaba desde San Sebastián. No sabía que estaba por tierras vascas. Siempre ha sido una persona enfermiza y hace escasas semanas le intervinieron quirúrgicamente una hernia. Durante casi un mes ha estado convaleciente y era la primera salida que hacía, su primer viaje, desde la operación.
Cuando salió del hospital hablaba con él casi todos los días. Su voz era apagada. Ayer, sin embargo, tenía la voz juvenil, sana, potente. Estaba en San Sebastián debido a qué mi sobrina (su hija) hacía un casting musical para un programa televisivo. Pero me llamó porque se celebraba el Festival de Jazz de Donostia. A ambos nos encanta el jazz. He de decir que a mi gracias a sus enseñanzas. Curiosamente actuaba en el Kursaal la cantante canadiense Diana Krall pero no había podido comprar entrada, estaban agotadas. Diana Krall ha actuado tres veces en San Sebastián, la última vimos juntos su concierto. Creo que para ambos fue sensacional. Pasamos un día inolvidable compartiendo los mismos gustos. Supongo que por eso me llamó, para recordar un bello momento de nuestra vida que ocurrió en el mismo lugar y con la misma protagonista. Los malos momentos mejor olvidarlos en ese instante y, ciertamente, mi pobre hermano ha pasado muchos. Se lo agradecí, claro.

4 comentarios:

Hache dijo...

La llamada de tu hermano y tu relato de la misma esa tan dulce como la voz de Diana Krall y su piano de fondo.

Me gusta el jazz ... me gusta las imágenes que suenan a jazz. Y me encanta Diana Krall. Me quedé este año sin escucharla, ya volverá, espero.

JL Martínez Hens dijo...

No entiendo nada de Jazz pero esta entrada y la canción reflejan muchas cosas sobre tu blog. Un placer el conocerte.

JL Martínez Hens dijo...

Pues sí, soy un apasionado de la música brasileña desde hace 4 años que es cuando emprecé a viajar. Este año he ido a un par de conciertos de Blues de la Litos Blues Band una banda de la Costa del Sol y he flipado. De Jazz sólo conozco algo a Jorge Pardo, que es un músico que ha tocado con Paco de Lucía y es un monstruo. Voy a hacer una entrada musical esta semana y pondré alguna canción de Diana Krall que tuve el gusto de conocer desde esta página.

Saludos y nos leemos.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Diana Krall pasa desapercibida...no tiene la estruendosa voz de Alicia Keys o la dulzura de Norah Jones pero, en lo suyo, sabe cómo encantar. Creo que hace un año y medio estuvo en Chile.

De todos modos, admito que de Jazz sé poco y nada...y con tantos estilos del mismo, no sabría por dónde empezar. Lo bueno es que, Diana Krall mediante, con tu hermano olvidaron los pesares; a veces es grato recordar sabiendo el límite.

Saludos afectuosos, de corazón.