martes, 1 de julio de 2008

EL FÚTBOL Y EL RACISMO DE ALGUNOS PERIODISTAS

Casi nunca veo la tele (típica manifestación de los que ven la tele, lo sé). Pero hoy me he dado un homenaje ¡qué coño! Estando de vacaciones no debe haber cortapisas para nada.
La situación era la siguiente. Terracita junto al mar, hora de comer, noticias en la televisión con mando a distancia. Bajo mi barbilla, recién afeitada, un plato repleto de pulpo a la gallega. Esperando, a su lado, unos bocartucos recién fritos. En ese momento anuncian los deportes. Cualquier alienígena que por un casual apareciera por aquí sacaría como consecuencia que España, en fútbol, es el actual campeón de Europa. Hasta los higadillos (con perdón de mis bocartes y el pulpe –qué diríamos en mi tierra-) estamos del ”jodío furbo”. Sigamos, me enrollo como las persianas. Las noticias de deporte, no nos engañemos, suelen llamar a las crónicas de fútbol. Una periodista prestigiosa, no recuerdo su nombre, habla con un colega que ha estado en la fiesta de la plaza madrileña de Colón. Entre las distintas incidencias ocurridas anota una preferencial. De los miles de aficionados concentrados allí se encontraban cientos de colombianos y ecuatorianos. La periodista principal intenta aportar una nota humorística a lo comentado por su compañero. “Habiendo tantos colombianos ¿habéis echado en falta muchas carteras?”. Alucino aún más que el día anterior escribiendo sobre la COPE. No puedo dar crédito. Eso no pensamos los españoles. Cierto que ha habido muchos mafiosos colombianos que han cometido delitos en nuestro país, pero de ahí a tratarlos a todos por el mismo rasero… Malhumorado cambié de canal. Está vez “la sexta”. Curiosamente la presentadora, una famosilla que fue novia de un tenista, acomete en ese momento la noticia. La chica (tú vales mucho) añade a la anterior referencia “habiendo colombianos hay que esperar que unos quiten y otros pongan”. Menos mal, pienso, siempre debemos ser optimistas. Luego añade: “quitan carteras y ponen coca, armas…” Apago la tele asqueado y prometo no verla más por un tiempo. Durante mis comidas escucharé de fondo el mar con el deseo que el mundo vaya tomando otro rumbo. Mientras tanto: España campeona. Señores periodistas tal vez sea mejor hablar de fútbol y olvidar absurdos añadidos que no hacen más que estropear la noticia. Mierda.

6 comentarios:

JuanJe dijo...

Quizás desde la altura que hablas, desde el sillón cómodo que intuyo que estas sentado, que no es otro que similar al mio (suerte para ambos), los platos llenos de exoticos manjares para muchos, la seguridad que te proporciona la puerta blindada de tu casa, el guardia jurado de la urbanización, te alejas un poco de la realidad, somos seres humanos imperfectos, estoy seguro que tu tambien afortunadamente. Podría añadir que además de no ver la tele (lo dudo estas bastante puesto), dejaras de leer periodicos, etc e intercambiar informción con todos los seres que te rodean, meteran la pata con frecuencia, no serán lo pulcros de expresión que tu eres. Una cuestion más, si la broma se hubiera hecho referente a Andaluces, Catalanes, policias, politicos,catolicos, musulmanes, etc, y por otro lado frecuente en sus diversos tópicos en todos los medios te hubiera afectado tanto... no acabarias de escribir articulos en tu blog....
Para la lectura te recomiendo los folletos del carrefour, solo tienen alguna falta de ortografia y gramatica como yo.....quizás tampoco estan llenos de la perversión del consumo más absoluto...
No se porque manifiesto lo anterior, ni se si viene a cuento, pues en todo caso estoy de acuerdo con lo que dices pero no en la forma que lo expones pues me ha dado la sensación de que lo expones desde una atalaya similar a los que criticas. Saludos y reivindiquemos lo simple ....

only dijo...

Tienes más razón que un santuco.
:)

Jo, ese pulpo y esos bocartes..
todos pá tí? snif
:)

(Estoy gamberra, sorry, como ya no tengo el mar enfrente...me rebelo).

C.C.Buxter dijo...

Amigo Luis, no estoy de acuerdo contigo. He visto el momento que comentas en youtube, y el diálogo es el siguiente:


"REPORTERO: -Había colombianos, ecuatorianos, toda la gente, sudamericanos que hay aquí...

MARÍA ESCARIO: -Por cierto, ¿has echado algo en falta algo de los bolsillos o no?

COMENTARISTA: -...Calla, calla. Que yo creía que se venía abajo el practicable. Digo, nos hundimos todos."

A mí me parece bastante claro que a lo que se refiere María Escario es a la multitud de personas que hay (incentivo para amigos de lo ajeno), y no al color de la piel de quienes allí están. Si el reportero hubiese dicho "madrileños" o "seguidores de la selección", ¿deberíamos entender que les llama delincuentes?

Me preocupa que estemos adoptando uno de los peores inventos de Estados Unidos, el lenguaje políticamente correcto, que no es más que un puritanismo lingüístico. Allí hace unos meses suspendieron temporalmente de empleo a una periodista que dijo que Tiger Woods era tan bueno, que sólo se le podía ganar si se le daba una paliza en un callejón; según los directivos de la cadena, presionados por algunos miembros de la comunidad negra (perdón, afroamericana), ese era un comentario racista...

El racismo es uno de los peores males que pueden darse en una sociedad, y al que hay que combatir. Pero viendo enemigos donde no los hay hacemos un flaco favor a esa lucha.

PD: Sigue pasando unas buenas vacaciones en tu "atalaya" ;P

Luis López-Cortés dijo...

Amigo c.c.: Maria Escario ha enviado sendos escritos a las embajadas de Ecuador y Colombia. En ellos se retracta de las palabras que dijo en directo.

C.C.Buxter dijo...

¡Hombre, claro! Si te encuentras al día siguiente en todos los periódicos acusándote de racista, y tú no lo eres, es lo que haces. En esos escritos ella misma dice que no aludía a los sudamericanos, sino a la aglomeración de gente.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Bah...te salió en duplicado la crónica.

Discrepo de las apreciaciones de C.C. Buxter: me parece que en medios públicos de expresión tenemos que tomar en cuenta que no hablamos con un grupo reducido de amigos sino que estamos comunicando...y ante ello, hay que enfocarse en informar; puede ser un poco más lúdico, pero teniendo las precauciones mínimas.

Me alegra saber que la informadora se ha disculpado epistolarmente acerca de sus dichos de los cuales se ha retractado. Nobleza obliga.