lunes, 15 de junio de 2009

CRISTIANO HILTON


El fútbol es un espectáculo de masas desproporcionado. Los sueldos de los jugadores producen vértigo. El fichaje estrella del Real Madrid de Florentino ha sido Cristiano Ronaldo, portugués de Madeira. Ha costado a las arcas del club blanco, nada más y nada menos que cincuenta y siete veces su peso en oro. Una mareante cifra millonaria de euros. Todo un record en tiempos de crisis. Mientras tanto, más de doscientos millones de niños pasan hambre y mueren, muchos de ellos, por falta de alimentos básicos. No quiero ni pensar lo que se podría hacer en acciones humanitarias con tanto dinero.

Cristiano, para celebrar su suerte se ha ido de vacaciones a Los Ángeles y todos los medios de comunicación social han seguido sus pasos. No es para menos: joven, guapo, famoso y millonario. En unas imágenes de televisión lo he visto bajando las empinadas escaleras que llevan al paraíso. Y su paraíso no es otro que la prestigiosa discoteca californiana My House. Parecía Jesucristo escoltado por los apóstoles. Aunque sus apóstoles tenían pinta de mafiosos. Abajo, le esperaba la reina de los saraos, Paris Hilton, para intentar formar otra pareja tan glamurosa como la que forman Beckam y la Spice pija. Terminaron la noche, regada en alcohol, en la espaciosa mansión de Paris. Tal para cual. Con anterioridad, el portugués pagó la factura de la discoteca. Casi tres millones de las antiguas pesetas.

Escribir sobre esto sólo hace engrandecer la bola de mierda. De esa mierda que produce la fama y hace perder la intimidad -mucho más importante que todas esas cantidades económicas desmesuradas-. El mundo está loco pero sigue atento a estas informaciones que producen repulsión (al menos a mi). Podría ser el comienzo de una historia de amor. Una simple y bella historia a la que podemos optar cualquier ser humano. Pero tratándose de quien se trata esperaremos otro montaje que sirva para generar más dinero y más pobreza espiritual.
Mientras tanto, el mundo sigue girando y, como dije más arriba, angelitos de nuestro universo siguen muriendo de inanición. ¿Qué se puede hacer?

4 comentarios:

farregui dijo...

No hacerles caso?, No darles pábulo? Por ejemplo.

angela dijo...

¡Diana! has dado en la diana.Yo me niego a saber nada de quienes ganan el dinero y lo despilfarran sin escrúpulos... No les envidio nada... y ¿sabes por qué? porque probablemente estén tan huecos como sus abultadas cuentas.Un abrazo y felicidades por dar en el clavo.Angela

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

De todos lados han criticado y vilipendiado a Florentino Pérez por lo que ha puesto para reforzar al Madrid. Sin afán de defenderlo a ultranza, me parece que el tipo está haciendo un negocio y que cierta prensa le ha dado demasiado morbo al asunto.

Si cualquiera de nosotros fuese entre los tres mejores del Mundo en nuestro oficio, ¿no quisiéramos que se nos pagase conforme a ello? Poner a Pérez o a Cristiano como los culpables del hambre en el Mundo es la vía de escape, un paliativo.

¿Que se fue de juerga con Paris Hilton? Bueno, problema de él si paga la cuenta de la discoteca...volvemos al tema del morbo. Saludos afectuosos, de corazón.

Elizabeth Sandoval dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo.

¡¡¡ Hola soriano - moro !!!

¿Cómo estás?
Dedico un poco de mi tiempo a leer tus líneas.
Ya de regreso, leo tu comentario en mis fotos...gracias por el piropo...

Nos vemos pronto!!!

Felicidades!!! escribes muy bien, casi tan bien como Julia Herrera (jijiji).

Un abrazo,
Elizabeth Sandoval