martes, 4 de agosto de 2009

ÁNGEL GONZÁLEZ GONZÁLEZ (Poeta)


El mero hecho de tener sentido del humor puede ser suficiente motivo para relacionarme con las personas. Si, además de eso, añadimos un aderezo de inteligencia y un mohín de sensibilidad, la amistad está forjada. Eso me ha ocurrido con mi amigo Ángel. Trasgresor y bohemio. Todo un torrente de generosidad
Todavía estoy riéndome del contenido de la última entrada de su blog. Se trata de un relato corto tan divertido como casi todo lo que escribe. Ya el título es para echarse a reír: “Patricia Conde le puede cambiar la vida a cualquiera”. Trata de un personaje que se basa en si mismo. Es surrealista a más no poder. Conoce a la poetisa Patricia Conde e intenta ligársela por todos los medios. Para ello, hasta declina (o, mejor dicho, declama) en el Bukowski Club. Además, tampoco necesita bajarle las prendas a “Patri”, con toda la inteligencia que tiene, sabe por dónde abrir otras vías de inmersión en su albor sísmico, en los letales trazos de sus ondeantes bucles.
Aparte de reírme, y mucho, pensaba que tan sólo hemos coincido Ángel y un servidor en cuatro ocasiones. A saber, Soria –un par de días que dieron para mucho-, Madrid (con motivo del último ARCO), Almaraz –otro par de días muy intensos- y, de nuevo, Madrid (con motivo de una reunión de fotografía). Sin embargo, tengo la sensación que nos conocemos desde siempre. Es una de esas personas optimistas, amenas y que disfrutan de cada momento. Del tipo de gente que siempre me gustaría tener a mi lado. Desgraciadamente no le tengo a mano pero si la suerte de contar con su amistad. No cambies.

7 comentarios:

MariLuz Arregui dijo...

...Quién crees que pagará las cervezas la próxima vez?

:)))

Luis Lópec dijo...

Cualquiera de nosotros somos capaces de pagar una rondita ¿no te parece Maluz?

rufi dijo...

Yo me apunto a la cervecita, pago esa ronda muy agusto, que conste, queda dicho y escrito.Besitossss.....

Luis Lópec dijo...

Rufi, queda apuntado. La primera es tuya. besos.

Ángel González González dijo...

Hey, que sorpresón!!!
¡Qué bien me tratas, Luis! Que nadie se pelee por pagar esas cervezas, que ya voy yo. Sé que me arrepentiré de estas palabras., pero bueno, pagaré, y que no deje precedente esta anómalo situación administrativa.
Abrazos, Luis.

Luis Lópec dijo...

Te tomo la palabra, Ángel.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Bueno...a quién no le ha pasado que, en su propio estilo, conoce a alguien de cierto valor mediático y quiere ligarse a esa persona. Pasa todos los días y, por desgracia, hay gente especializada.

Saludos afectuosos, de corazón.