sábado, 7 de abril de 2007

LA COPA DEL AMÉRICA


Por segunda vez este año he visitado el puerto deportivo de Valencia. Desde mi última visita ha mejorado mucho las infrastructuras y ha conseguido estar a punto para la cita deportiva por excelencia: la America´s Cup.
Acceder al puerto es una auténtica peripecia, cientos de guardias vigilan todo convirtiéndolo en una poderosa frontera, todo el ceremonial es idéntico a cuando se embarca en un aeropuerto, las medidas de seguridad son de primera magnitud.

Sin saberlo hoy es la primera prueba de los entrenamientos oficiales y por el paseo discurre un espectáculo sorprendente, similar a una pasarela de Milán o Paris, personajes con su mejor look visitando los stands de los equipos oficiales, tecnología y ropa deportiva es lo que exhiben. La ropa es muy cara, no tengo intención de comprar nada, no me gusta llevar publicidad y además tener que pagar por llevarla, miro una visera y cuesta cuarenta euros, un pantalón corto cincuenta, un chubasquero ciento cincuenta. Una locura, no obstante la gente compra posesivamente. Hay relojes de tiradas reducidas, automóviles de exposición, pantallas con reproducciones gráficas mediante softwares de última generación, en donde puedes construir un velero, simular gobernarlo , arriar velas, mantener el equilibrio dentro del barco, anudar cabos.

Para la regata de hoy se ofrecen a “precios de ganga” viajes en barco, para a bordo poder seguirla en alta mar. Su costo cuarenta y cinco euros, con almuerzo el doble.

Visito un edificio de usos múltiples muy bien diseñado, se nutre, básicamente, de lugares de ocio. Un equipo de una televisión estadounidense se dirige hacía mi, micrófono en mano me pregunta un presentador si hablo inglés, le contesto “a little” y me dice si estaría dispuesto a concederles una entrevista, es sencilla, simplemente hablar durante unos minutos sobre lo que la elección de Valencia para la celebración de la Copa del América supone para España. Le respondo en inglés que no domino técnicamente los avatares de la Copa y que mi inglés no es tan fluido como para hablar durante unos minutos a los estadounidenses.
Visito la Copa y hago una foto de recuerdo. Cuando regreso el equipo de televisión ya está entrevistando a una persona. Dos helicópteros vigilan constantemente el espacio aéreo.

Espero el autobús para regresar al centro, pasa media hora y no aparece. Un señor comenta que toda la zona del puerto está colapsada, la policía ha decidido cerrar una avenida y por ello se está formando un embudo, con la consiguiente respuesta de kilométricas colas de vehículos. Ha habido un aviso de bomba, la persona que lo dice es trabajador del puerto, aunque no se hace pública la noticia.

Al día siguiente me entero que el suizo Alingui , “the defender”, ha ganado la regata. El español Desafio ha sido segundo. Buen puesto para mis compatriotas aunque he aprendido en mi visita a los stands del América que un barco gana y los demás pierden. Solo hay un campeón, aquí no existe segundo.

1 comentario:

ANA DE LA ROBLA dijo...

Salida extemporánea: Te escribo para hacerte una propuesta absurda.
Léete este enlace: http://hablemosdvictorias.blogspot.com/2007/04/de-memes-inducidas.html
Espero que te apetezca participar.
Besos,
Ana