jueves, 26 de abril de 2007

¿POETA O POETISA?



Estaba en ese momento ojeando “La Opinión”. Cuando lo hago significa que estoy en Zamora. Abrí la segunda página para leer a mi admirado José Ángel, había acudido a un recital poético que ofrecía Tess Gallagher (que envidia) en la Residencia de Estudiantes de Madrid , viuda de Raymond Carver (escritor estadounidense adscrito al llamado “realismo sucio”. Alcohólico, murió de cáncer a los cincuenta años). José Ángel se refería a ella como poeta y eso me chocó bastante, pensaba que el femenino de poeta era poetisa, así que acudí al Diccionario de la Real Academia de la Lengua. Cita "poeta" como persona que compone obras poéticas y está dotada de las facultades necesarias para componerlas, por lo tanto Kankel, no erraba al definirla así; sin embargo, al buscar poetisa, el mismo diccionario cita como mujer que compone obras poéticas y está dotada de las facultades necesarias para componerlas. Pienso que debería, por tanto, referirse a Tess Gallagher como poetisa, pero… no estoy tan seguro como lo estaba a la hora de buscar las definiciones.

Un poco más tarde, leía perplejo que se había detectado un planeta similar a la Tierra que puede tener agua líquida.
La temperatura media de la 'supertierra' está entre los 0 y los 40 grados, por lo que el agua estaría en estado líquido.
El radio del planeta es 1,5 veces el de la Tierra y su masa cinco veces mayor. Los modelos predicen que sería rocoso o cubierto de océanos
La estrella alrededor de la cual gira el nuevo planeta es más pequeña y fría que el Sol.

De repente sonó mi teléfono. Se trataba de una compañera de trabajo, su voz me produjo espanto, en el mes actual tan solo he trabajado, por unas cosas o por otras, un día. La compañera hizo que volviera a la realidad que había perdido hacía muchas jornadas. Me habló de turnos, de trabajo y tuve que disculparme, realmente estaba perdido. Le dije que llamaría yo, al día siguiente, para someterme a su conversación de una manera más premeditada.
Estrellándome en la normalidad me olvidé de los periódicos . Visité un nuevo garito que ha abierto mi amigo Richard en “La Marina”, se llama “Café de las artes”, parece agradable, incluso venden diarios y revistas, algunos discos…
Al poco rato me encontraba saboreando una buena comida familiar, tenía que viajar, así que evité beber vinito de Toro. A las cuatro de la tarde me despedí de mis seres queridos y volví a esa extraña sensación que es encontrarse fuera de mi querida Zamora.

4 comentarios:

JAB dijo...

Querido amigo:
Se pueden utilizar ambas, poeta o poetisa, para referirse a una mujer. Tanto da. Pero yo prefiero usar la primera porque suena mejor; "poetisa" suena un tanto raro, forzado, incluso mal. Espero que ninguna mujer se ofenda por ello; sólo es culpa de la palabra.
Un abrazo.
PD: En los Diccionarios de El Mundo hay buenos ejemplos de ambas: "una poeta" y "una poetisa".

ASFOSO dijo...

Está claro, en ningún momento se cita género para la palabra "poeta", siempre se refiere a "persona".
Muchas gracias JAB. Aclarado. Un abrazo.

mariasoleda dijo...

Concuerdo con jab...
y qué lindo es Zamora, qué nostalgia,yo estoy tan lejos, en una franja de tierra al final de todo que en cualquier momento va a desaparecer por efecto de un terremoto, o por el crecimiento de las aguas.

Leí tu sueño-ficción-futuro. Los sueños son sueños, pero por algo existen en esa realidad llamada sueño y que uno recuerda estando despierto

ANA DE LA ROBLA dijo...

Lo de poetisa tiene mala prensa desde Rosalía de Castro, que señalaba que los hombres hablaban de poetisas refiriéndose maliciosamente a quienes se recreaban "en pombas y flores". Luego Unamuno lo remató: "¿Poetas esos narcisos que hacen juegos malabares?/ Poetas no, poetisos". O sea que poetas somos, por la cuenta literaria que nos tiene. Besos.