Ir al contenido principal

MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y SEIS (Y yo con estos pelos)


Me he levantado con un ojo a la birulé . Ayer sentía escozor y supuse que sería un orzuelo. Puedo prometer y prometo que no me he zurrado esta noche con nadie. Tengo una Inflamación molesta y dolorosa en mi ojo izquierdo y mi aspecto es horroroso.
El problema, además, es que ayer, cuando sacaba un café -de esos asquerosos- de la máquina de mi centro de trabajo, la fecha que marcaba era 1 de enero de 1996. Miré a mí alrededor y todo seguía igual. Nadie tenía pinta de haber trasnochado. El café estaba tan repugnante como siempre. Pero tenía tiempo y me senté a pensar cómo era yo once años atrás.
Esta mañana, una amiga a la que le gusta mucho comer y que me pedía, la muy glotona, datos sobre dónde comer bien en una ciudad que va a visitar con unos amigos de la “Obra de San Josemaría” –hay gente para todo- me apuntaba que le había enviado la noche anterior un correo fechado en enero de 1996 ¿No me dirás que tienes 11 años más de los que yo pensaba?

A veces las máquinas hacen cosas raras, lo curioso es que dos ellas han coincidido en la fecha ¿será posible? La contrariedad es que no tengo once años menos (o más, según se miré), peino abundantes canas y además mi peluquero el otro día se acopló detrás de mí (deber ser un poco gay, supongo) y mirándome fijamente en el espejo me preguntó: ¿cuál es tu problema? No sabía dónde meterme ni que contestarle, pensando que me tiraba los tejos. Con una agudeza que me pasmó a mi mismo le respondí: mi problema es que, al igual que la mayoría de la gente, con lo que gano no llego a fin de mes. ¿Por dónde me va a salir ahora el colega?, consideré. Pero no ocurrió lo que presentía. Siempre pensando en negativo, coño. Me dijo que era joven y que podía teñirme las canas. Nunca me había psicoanalizado un peluquero. Qué horror. Pero no soy tan joven, ¿o es que tengo realmente once años menos y tienen razón las máquinas?

Para convencerme de la realidad actual he comprado el periódico y, efectivamente, ya no está de Presidente del Gobierno el Sr. Charlotín -¡menos mal! En las páginas interiores del diario aparecen los mismos de siempre: Ibarreche, Zapatero, Acebes, Espe, el Rey bobón, perdón: Borbón
He corregido la fecha de mi ordenador, sigo con el mismo pelo y tengo los mismos años que el día catorce de este mismo mes (y año). No estaría de más que me felicitarais.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
¿Felicitarte por volver al presente? No estoy segura de que deba, querido mío...
C.C.Buxter ha dicho que…
Yo sí te felicitos, qué leches...

Bien mirado, lo de viajar al pasado puede tener más ventajas que no viajar al futuro. Yendo al pasado seguro que uno acabo viendo el lado positivo, por medio de la melancolía; en el futuro, sin embargo, creo que siempre nos llevaríamos un chasco. No hay más que ver las películas futuristas que presentaban el año 2000 como una sociedad hipertecnologizada y de aspecto totalmente inhumano. Después de todo, no ha sido para tanto, ¿verdad?
Sir John More ha dicho que…
Pues yo sí te felicito, por el texto, claro. Y es que al final va a tener razón el amigo del eterno retorno... Aunque con estos políticos lo tiene fácil, la verdad, lo monocorde del asunto ayuda una barbaridad. Abrazos y gracias por el buen rato.
Raquel ha dicho que…
¿Seguro que no estabas soñando?
Melpómene ha dicho que…
Hombre, yo te felicito por seguir siendo tú con el paso de los años, las canas son accesorias y los orzuelos también. Besitos
Luis Lópec ha dicho que…
Melpo te quiero.

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

Chlöe's Clue - Carmín y Rubor

Tras dos discos a sus espaldas repletos de historias, llantos y celebraciones aderezadas con apasionados ritmos de baile y de belleza, Raquel vuelve con un nuevo trabajo en el que se aprecia un cambio en su libro de estilo que ahora abraza sin corsés y con total admiración la música latina, donde el Tango, la Bossanova o el Bolero, se presentan con una mezcla natural y abrazada sin excesos, con una gran dosis de valentía y respeto, que acompaña y complementa su acuñado sonido. Su firma ya es una de las más personales en el panorama musical de nuestro país, por su originalidad, por la pasión de sus composiciones y por la falta de necesidad de contextualizar su música en ningún estilo que esté marcando tendencia en la música de nuestro entorno más cercano, porque su libertad compositiva y el arte que lleva dentro, no necesita anclajes, solo dosis elevadas de creatividad y de expresión visceral, desde su más pura esencia. Por ello su tercer disco viene con algunos cambios respecto a traba