lunes, 2 de junio de 2008

ELLEN KOOI





Esta joven artista holandesa nos muestra una mirada exquisita de la fotografía, en donde el paisaje de su tierra es el escenario para la representación de imágenes bellas en color y ambiguas por sus personajes.
Cada pieza de Ellen Kooi simula una instantánea simple, pero que lleva un trabajo complejo detrás en la composición, con dibujos previos, iluminación, montaje de la escena en donde los personajes logran su mayor intensidad. Dentro por fuera es el título de la exposición de la fotógrafa holandesa Ellen Kooi


El catálogo de la exposición en LA CASA ENCENDIDA de Madrid (hasta el 15 de junio) dice lo siguiente sobre ella:

” En las fotografías de Ellen Kooi el paisaje nunca es protagonista, sino escenario donde se desarrolla la narrativa y se establece la presencia fantástica del personaje.
Ellen Kooi utiliza un paisaje perfecto para producir imágenes oníricas o extraordinarias. Hace dibujos preparatorios y, como un director de cine, diseña las localizaciones y la iluminación y sitúa a sus personajes en el paisaje. Sin embargo, a pesar de las dimensiones y el intrincado método de producción de sus obras, consigue mantener en cada pieza la sorpresa y espontaneidad de una instantánea.
A través de las fotografías seleccionadas, la artista proyecta el paisaje ideal, mientras que sus personajes, con sus misteriosas acciones, parecen consumidos en algo que podría ponerlo a prueba. Como si sus paisajes trataran tanto de la belleza como de la desorientación. Pero estas referencias y contradicciones se compensan en las fotografías, en las que Kooi busca y encuentra el equilibrio entre belleza y romanticismo, realidad y ficción, paisaje e interioridad. Los resultados de esta búsqueda son enigmáticas fotografías que inducen a reflexionar sobre la significación, porque la idea central de estos paisajes gira alrededor de las personas: de su lenguaje corporal, su soledad, su vulnerabilidad y su relación con el entorno. En consecuencia, sus fotografías son sorprendentes, intrigantes y muchas veces memorables. Algunas pueden resultar inquietantes y otras bastante artificiales, pero todas ellas, siempre, nos invitan a entrar en ese mundo propio que oscila dentro por fuera, en el sueño y la realidad”.

3 comentarios:

only dijo...

Gracias por traerla aquí.
La he mirado esta tarde con atenci`´on ;
y después he pensado que tengo que empezar a aprender a hacer las fotografías.

Una ventanita abierta más en mi cerebrillo.

Luis López-Cortés dijo...

Todos tenemos que aprender a hacer fotografías. Si supieramos nos convertiriamos en profesionales. Lástima, :-)

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Con lo neófito que soy en las artes visuales, me atrevería a decir que hay una influencia de Van Gogh en Ellen Kooi...quizás Vincent impregnó eso a las futuras generaciones de artistas holandeses.

Saludos cordiales.