domingo, 15 de junio de 2008

MINISTRO DE AGRICULTURA


Ya es oficial. El "Eterno Candidato", Luis Alejandro Bello Langer, ha tenido a bien nombrarme, con fecha de ayer, "Ministro de Agricultura" del Gabinete Blogger. Emulando a Zapatero (por tantas damas en puestos importantes), los Ministerios de corte político quedarán, una vez más, en manos de mujeres.
Realmente no se trata de mi "Ministerio" favorito pero considero que puede ser un escaparate para el exilio y aspirar conseguir, despuès de tantos años, el poder que tanto añoramos para intentar cambiar este mundo tan injusto.
Acompaño las palabras del candidato Luis Alejandro:
En el Ministerio de Agricultura queda un hombre quien es bastante observador de lo que ocurre a su alrededor y quien, al estar en constante contacto con la naturaleza, podrá estar al tanto de las necesidades del sector: Luis López-Cortés es el elegido.
Espero tener suerte, salud y colaboración para cumplir en el cargo.

6 comentarios:

only dijo...

jeje, habrá que cambiar el tratamiento al dirigirse a ti?

Voy a estar atenta, y si veo que en algún momento dices alguna cosa tipo "miembra" o algo parecido, te aviso, vale? No vaya a ser que pierdas la cabeza a estas alturas...:))

Luis López-Cortés dijo...

Sabes que cuento contigo Only. :-)

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Jajaja...de nuevo sacaste el conejo de la chistera, ¿eh? ¿Y qué Ministerio hubieses preferido? Tal vez el de la Cultura...pero tenía muchas personas aptas para ese puesto.

Saludos cordiales y gracias por tomarte tan a bien este asunto.

Andrea dijo...

PASO A DEJARTE
UN SUPER ABRAZO
AMIGO...

Luis López-Cortés dijo...

Amigo Luis, para el de Cultura noestoy preparado, me gusta más Servicios Sociales. Un abrazo.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Lo que acá vendría siendo el Ministerio de Planificación; déjame ver...bah, ¿por qué no lo contemplé? ¿Saqué mal la cuenta de los Ministerios?

Claro...ahora que reviso, no puse ese Ministerio en mi más reciente designación; lo corregiré en mi próxima columna. Saludos cordiales y un abrazo.