jueves, 5 de julio de 2007

SERGIO FAJARDO, Alcalde de Medellín.


Los que asiduamente leéis mi humilde blog sabréis que tengo alergia a los políticos. La novedad es que he descubierto un líder. Estaba descansando en mi sofá favorito del salón de casa y desencantado por los programas que emitían las cadenas probé con Caracol Televisión. Soy adicto a Colombia y de vez en cuando quiero conocer la actualidad de la nación. En ese momento un cocinero llamado D´Artagnan entrevistaba al Alcalde de Medellín, Sergio Fajardo. Charles de Batz-Castelmore, Conde de Artagnan (c. 1611–1673) fue un capitán de la guardia de mosqueteros de Luis XIV de Francia, aunque es este caso el D´Artagnan colombiano es Roberto Posada García-Peña, controvertido periodista y columnista que ahora es presentador de televisión.

Durante la entrevista y para agasajar a su invitado, Roberto preparó una Bandeja Paisa, muy al estilo cachaco. Una vez cocinada el alcalde dio su visto bueno.
Sergio Fajardo es matemático con un Master de la Universidad de
Wisconsin-Madison (EE.UU.). Se presentó por vez primera como candidato a la Alcaldía de Medellín en el año 2000 sin pena ni gloria. En 2003 haciendo una campaña en la calle venció en las elecciones convirtiéndose en Alcalde de su ciudad. Su elección, coinciden los análisis, fue la respuesta al desencanto partidista y a la pérdida de confianza en una administración que terminó cuestionada en lo esencial.

Supo mantenerse en la orilla contraria a las fuerzas tradicionales y resistió a la tentación de aceptar alianzas cuando parecían necesarias para apuntalar su triunfo.
Esa presencia en la calle también le ayudó a cautivar a los jóvenes que llenaron los auditorios en sus mítines. En esos escenarios labró, en buena parte, su triunfo, porque nunca evadió la discusión y participó en todos los foros.

Sergio es, por encima de todo (o al menos eso me ha parecido en la entrevista) una persona cercana, con sentido común, independiente, transparente, optimista, buen comunicador social, educado, servil a la sociedad. En la entrevista se muestra prudente, a pesar que las últimas estadísticas hablan de un apoyo a su política del 95% de los electores. Hay pruebas fidedignas de que en su mandato han bajado considerablemente los índices de violencia y corrupción en la capital antioqueña. Por lo visto ha mejorado la imagen de su ciudad, ha construido parques, ha reducido el índice de criminalidad, el índice de paro. Ha mejorado las infraestructuras.

Me ha cautivado una frase suya. “Atrapados en un esquema las palabras hieren, hay que cuidarlas”. En un país en busca de la reconciliación nacional considero que eso es primordial. Con el lenguaje construimos pero también es fácil destruir con él. Las palabras tienen un poder muy grande. En una sociedad tan dividida como la colombiana todo se asocia y hay que intentar acercar los sectores más opuestos, sólo así se podrá alcanzar la meta común deseable, ser tolerante e intentar construir una nación fuerte en lo primordial: la convivencia pacífica. Solo así se irá avanzando hacía objetivos comunes.

En una parte de la entrevista D´Artagnan ataca al presidente Uribe por venderse a Bush. Sergio responde que Colombia tiene que ser independiente, así lo ha demostrado la historia, y por tanto se ha de cambiar en lo referente a política exterior.
En la última parte el entrevistador le hace un guiño. ¿Sería usted ministro de Uribe? El matemático esquiva bien la pregunta y responde: yo nunca me he visto como Ministro y no he pensado en función de ser Ministro, sino terminar muy bien en Medellín, consolidar este modelo, mostrar cómo disminuir la violencia para llevar las transformaciones sociales… ya veremos... No se define, lo importante para él es Medellín, ese es su sueño. En la despedida se le pregunta si piensa en ser Presidente de la República algún día. Fajardo se refugia en un: ya se verá.

Este político independiente de la calle me ha convencido, si lo conociera le animaría a pensar en la Presidencia. Lo tiene todo, pienso que llegaría a poner a Colombia en el tren de progreso que le corresponde. Estoy seguro que lo primero que haría es despedir a ese ingrato socio que es Estados Unidos y avanzar en el progreso de ese país por explotar.

Ánimo Sergio, vamos a por todas.

2 comentarios:

raquel dijo...

Curiosidades y coincidencias. Vivo en Madison (WI) y hace un mes o así, hablando con un amigo mexicano que vino de visita y que también estudió en Madison, nos comentaba que viendo un programa de televisión había visto a Sergio Fajardo, que ahora era alcalde de Medellín, que era muy buena onda y demás. Pues sí, Sergio, ese amigo y mi compañero estudiaron en Madison, el uno matemáticas y los otros diferentes especialidades de física. Y ahora tú estás hablando de él. Un gusto.
Saludos

ASFOSO dijo...

Un gustazo para mí Raquel. Y una casulidad tremenda, el mundo es así de sencillo, podemos encontrarnos con cualquier situación en cualquier momento. Anecdótico que a los pocos segundos de publicar el post aparezcas tú.
Besitos.