Ir al contenido principal

EL SERENO


Veo en el Telediario un reportaje sobre el regreso de los serenos a las ciudades españoles, concretamente a Gijón y Vitoria. Cuando era niño, viviendo en Santander, en la Calle Madrid, recuerdo que en alguna ocasión cuando iba con mi madre, tuvimos que llamar al sereno debido a que habíamos olvidado las llaves. Se trataba, desde mi visión de niño, de un hombre grande vestido de oscuro, con un abrigo gris de grandes botones y que llevaba siempre consigo un inmenso atillo de llaves y una soberbia linterna. A pesar de tener ese aspecto, me producía una sensación de tranquilidad y seguridad. De alguna manera tenías la sensación que estaba ahí y gritando en voz alta: “serenooo” sabías que acudiría a tu encuentro raudo y veloz.

Básicamente sus funciones eran las de velar por la seguridad de viandantes y comercios, hechos relevantes que alteraran el clima social del barrio, abrir o cerrar portales en el supuesto de que ocurriera algo similar a lo que yo viví, según la experiencia contada más arriba. Sin embargo hoy, tal y como han presentado en televisión a los “nuevos” serenos, se trata de un profesional que vela por la seguridad de los vecinos, va vestido con un chaleco de color chillón, generalmente es mujer y está conectado a la policía local mediante un dispositivo de alta generación.

Los nuevos tiempos dejan obsoleto lo antiguo y este caso no podía ser excepcional, aunque lo importante es que vuelvan los serenos y den ese toque de color y seguridad a unas calles en las que cada vez puedes encontrar menos satisfacción recorrerlas a unas horas determinadas.

La televisión, una vez más, me ha conducido a esa infancia que desapareció hace años pero que de alguna manera sigue instalada en mí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a como es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia, Ávila,Valladolid y Palencia, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora y Salamanca. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi i

CASTELLÓN, LA SEGUNDA PROVINCIA MÁS MONTAÑOSA DE ESPAÑA

Siempre me ha parecido curioso que Castellón sea la segunda Provincia más montañosa de España. Acompaño un texto sacado de Wikipedia. He intentado saber cuál es la más montañosa pero no encuentro datos. Intuyo que será Cantabria, Asturias o, tal vez, Huesca, pero no lo sé. La provincia es montañosa en su interior, donde las estribaciones del Sistema Ibérico conforman las comarcas naturales del Maestrazgo por el norte y la Sierra de Espadán por el sur. Además, entre ambas encontramos al pico de Peñagolosa (que da nombre al macizo del mismo nombre) y que con 1813 msnm es la segunda cima más alta de la Comunidad. Otras alturas principales de la provincia son la Peña Salada (1.581 msnm), el Pina (1.405 msnm), el Encanadé (1.393 msnm) y la Muela de Ares (1.318 msnm). La provincia cuenta con una estrecha zona costera en la que destacan como accidentes geográficos la península de Peñíscola, el cabo de Oropesa y el entrante de Almenara. La mayor parte de la población habita en la franja c

EL DICCIONARIO DE MI ABUELA (3)

COGER EL PENDIQUE : Irse a algún sitio sin decir donde.