Ir al contenido principal

CHARLOTTE ALLEN



Foto: Charlotte Allen y un servidor en la bodega 

La bodega AlmaRoja (Red Soul), de Charlotte Allen, se encuentra situada en la localidad de Fermoselle, en el confín suroccidental de la comarca zamorana de Sayago, cercada por los ríos  Duero y  Tormes. En las otras orillas quedan Portugal y la provincia de Salamanca. La situación no puede ser más privilegiada, siendo además considerada la capital de los Arribes del Duero. La villa tiene, en la actualidad,  mil doscientos habitantes y desde hace unos años se ha convertido en la Villa del Vino, contando con un millar de bodegas subterráneas (en la visita al pueblo con Charlotte le comentaba que había una bodega por habitante) y trece de las diecisiete bodegas acogidas a la Denominación de Origen “Arribes del Duero”.
Pero si Fermoselle ya merece por sí sola una visita, en este caso lo hice para conocer uno de los vinos más emblemáticos de la zona y, cómo no, a la bodeguera inglesa Charlotte Allen. Su producto tiene personalidad y es de esos vinos genuinos y únicos que no deja indiferente a nadie. Se formó con los mejores enólogos de Francia, Italia, Sudáfrica, California... y, posteriormente, ejerció de enóloga en varias bodegas. En un viaje a Oporto, por recomendación de un amigo, visitó Fermoselle y calibró la posibilidad de comprar terreno para plantar sus viñas comparando precios con Burdeos, por ejemplo. Charlotte quedó prendada de este paraje perdido y su sueño empezó a hacerse realidad.

Luego llegaron sus vinos “Charlotte Allen”, “Mateo”, “Pirita”, “Cielos y besos” y conquistaron el paladar de los más expertos considerándolos vinos sublimes. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

Chlöe's Clue - Carmín y Rubor

Tras dos discos a sus espaldas repletos de historias, llantos y celebraciones aderezadas con apasionados ritmos de baile y de belleza, Raquel vuelve con un nuevo trabajo en el que se aprecia un cambio en su libro de estilo que ahora abraza sin corsés y con total admiración la música latina, donde el Tango, la Bossanova o el Bolero, se presentan con una mezcla natural y abrazada sin excesos, con una gran dosis de valentía y respeto, que acompaña y complementa su acuñado sonido. Su firma ya es una de las más personales en el panorama musical de nuestro país, por su originalidad, por la pasión de sus composiciones y por la falta de necesidad de contextualizar su música en ningún estilo que esté marcando tendencia en la música de nuestro entorno más cercano, porque su libertad compositiva y el arte que lleva dentro, no necesita anclajes, solo dosis elevadas de creatividad y de expresión visceral, desde su más pura esencia. Por ello su tercer disco viene con algunos cambios respecto a traba