Ir al contenido principal

BORIS. SALA BERLÍN. ZAMORA



Mentiría si dijera que Boris no es un tipo peculiar. Cuando lo ves por primera vez puede darte una impresión diferente a la que realmente es. Puede parecerte duro por su empaque, y, sin embargo, cuando lo conoces un poco (mi caso) es un bonachón, un personaje que parece sacado de los dibujos de Disney, un niño grande.
En los momentos que he visitado, generalmente en solitario, su casa: SALA BERLÍN, siempre ha tenido la deferencia de estar a mi lado, comentar intimidades, intercambiar opiniones sobre las últimas publicaciones musicales... y se agradece, claro que se agradece... y mucho. Pero Boris es así, su bandera son los suyos, por su manera de ser y cultivar lo esencial tiene muchos y buenos amigos, sin duda su mejor fortuna. Cuando cultivas, cosechas. Hoy nos hemos levantado con una buena noticia (no todas van a ser malas, no nos pongamos pesimistas) Sala Berlín ha sido reconocido por los oyentes de Radio 3, la única radio a nivel nacional que se preocupa de la buena música, como uno de los mejores locales de España de música en directo. Elena, parte de “su otra familia”, esa fortuna que comentaba más arriba en el texto, escribía en una red social “que es un justo reconocimiento para alguien tan enorme que es capaz de apostar por sus sueños”. Uno de los mayores conocedores de la música contemporánea, Julio Ruíz, amigo que compartimos Boris y yo, siempre que puede, en su programa Disco Grande, cuenta maravillas de este hombre que hace grande a su ciudad. Todos los conciertos programados en su local y muchos otros institucionales que se han organizado en Zamora se han realizado con su apoyo, gracias a él el público zamorano ha podido apreciar el arte de entidades musicales tan importantes, nacional e internacionalmente, como: Maga, Cat People, Barzin, Matt Elliot, Nacho Vega, Norton, Coppini, Tachenko, Anni B Sweet, Setting Sun, Glutamato, Paul Zinnard, Gary Levitt, Enma Pollock, Josephine Foster, Balmorhea, Sunday Drivers... y todo gracias a un trabajo que él tilda de duro e ingrato. Los zamoranos han sabido aprovecharse de Boris, dentro de unas décadas nos acordaremos de todo lo bueno que pudimos ver y escuchar con tan poco esfuerzo, pero claro, el trabajo incómodo, el que no vemos, el que aporta malestar en muchos casos, lo hizo prácticamente en solitario y ahora que ha tirado la toalla, por culpa de la incomprensión, es fácil decirle: ánimo Boris, estamos contigo.
Sin lugar a dudas, este tipo de reconocimientos, que como él dice, desgraciadamente siempre vienen de fuera, sirven para que nos demos cuenta de la suerte que tenemos de contar con un currante de lujo a nuestro lado. Los abrazos, los falsos apoyos, los agradecimientos no hay que darlos ahora, no son necesarios. Los apoyos hay que darlos en los malos momentos, cuando más falta hacen, y esos, los importantes, tan sólo han sido dispensados por los que de verdad están a su lado.

Enhorabuena, Boris; enhorabuena Isabel; enhorabuena personal de Sala Berlín. Gracias por qué algunos de nuestros sueños, esos sueños coincidentes con los de Boris, según Elena Ayuso, se hayan hecho realidad.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

INTERREG, LA OFENSA PARA SALAMANCA Y ZAMORA ESTÁ SERVIDA

Durante estos últimos dÍas ha tenido bastante repercusión en la prensa de Castilla y León, en especial en la de la provincia de Zamora , la gestión de los fondos europeos del programa “Interreg” por parte de   la Junta de Castilla y León. Dicho programa, “Interreg VA España-Portugal (POCTEP)”, promueve proyectos de cooperación transfronteriza con el apoyo de la Unión Europea . Hasta aquí todo correcto. Sin embargo, el   reparto de los más de 16,2 millones de euros ha causado malestar en Zamora y Salamanca, especialmente entre asociaciones y expertos de la raya hispanolusa, una zona considerada "desierto demográfico" que ve como los fondos transfronterizos se escapan a territorios que no tienen los problemas endémicos de la frontera. De esa cantidad tan solo se han destinado a Salamanca y Zamora, únicas provincias fronterizas con Portugal, poco más de la mitad, concretamente 8,5 millones de euros. El reparto, realizado por la Junta de CyL, con sede en Valladolid y gobierno bi