Ir al contenido principal

WITHIN AND WITHOUT


Escucho los mismos temas que he escuchado durante horas anteriores sin apenas darme cuenta pero que formaban parte del aderezo de un intenso momento pasado. Permanecía inmerso en algo que iba pasando, como en el cine, sin ser una película. Alguien me ha dicho esta misma mañana que era realidad, pero no tengo la certeza que se trate de un sueño o de algo que verdaderamente pasó.  Me encanta y me anima la música que suena ahora y, casi seguro, la disfruto con más concentración que en esa especie de sueño convertido en película y que, al parecer, fue realidad.  No lo sé, es difícil discernir en estos momentos de trance. Evoca tiempos ya pasados, de esos que se guardan en el corazón, en lo más intimo de tu cerebro, de tu mente, justo donde se guardan   las ilusiones y los sueños.

Veo ahora la caratula de un disco, “Within and Without” del grupo norteamericano Washed Out. Es una foto aérea. Sobre unas sábanas blancas, bastante arrugadas, la espalda de un chico tapa casi todo el cuerpo a una chica situado debajo de él en  posición contraria, tan sólo se ve una parte de su cara con el pelo muy revuelto, su ojo izquierdo cerrado mirando hacía abajo y parte de su oreja izquierda,  sus brazos rodean la cabeza del chico. El brazo izquierdo del chico está apoyado en la parte alta de foto, a la altura de la cabeza de la chica, su otro brazo descansa justo en la dirección contraria. Me produce sensaciones muy placenteras.  Creo que la persona que me dijo que era realidad es justamente la chica de la foto. Ahora caigo.

Aunque lo único que tengo claro ahora es el momento fatídico que significa el hecho de regresar. Retornar al ajuste inmediato que marca el tiempo reaparecido  de la rutina, esa misma rutina u organización vital a la que pertenezco sin, en realidad, ser participe o, más bien, participar sin desearlo.  Esa especie de viaje de retorno que puede durar ocho minutos o varias semanas, de ajustes concebidos y que van haciendo olvidar los sueños más hermosos… o no, tengo un lio.

En un coche voy serpenteando la sinuosa carretera que conduce al río, abro la ventanilla y respiro profundamente, algunas lágrimas me impiden ver con claridad, paro en el stop, tuerzo a la derecha, recorro pocos metros y, ya en la carretera general, vuelven las curvas, no me mareo ya que voy muy lento pero tengo ganas de llegar a mi destino. O, tal vez, tengo ganas de dar marcha atrás  y recorrer el viaje de regreso al sueño y revivirlo otra vez. O, tal vez, desee descansar de esos minutos oníricos que parecen horas o quizás días. O desee escuchar una voz amiga o poner la mente en blanco, u olvidarme de todo ya que tengo la certeza de que ha sido un sueño y me martiriza del mismo modo que atormentan los bellos momentos perdidos, instantes que sean reales o no, marcan el camino que la vida te ofrece cuando ya sólo queda el recuerdo de lo que nunca volverá.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a como es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia, Ávila,Valladolid y Palencia, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora y Salamanca. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi i

CASTELLÓN, LA SEGUNDA PROVINCIA MÁS MONTAÑOSA DE ESPAÑA

Siempre me ha parecido curioso que Castellón sea la segunda Provincia más montañosa de España. Acompaño un texto sacado de Wikipedia. He intentado saber cuál es la más montañosa pero no encuentro datos. Intuyo que será Cantabria, Asturias o, tal vez, Huesca, pero no lo sé. La provincia es montañosa en su interior, donde las estribaciones del Sistema Ibérico conforman las comarcas naturales del Maestrazgo por el norte y la Sierra de Espadán por el sur. Además, entre ambas encontramos al pico de Peñagolosa (que da nombre al macizo del mismo nombre) y que con 1813 msnm es la segunda cima más alta de la Comunidad. Otras alturas principales de la provincia son la Peña Salada (1.581 msnm), el Pina (1.405 msnm), el Encanadé (1.393 msnm) y la Muela de Ares (1.318 msnm). La provincia cuenta con una estrecha zona costera en la que destacan como accidentes geográficos la península de Peñíscola, el cabo de Oropesa y el entrante de Almenara. La mayor parte de la población habita en la franja c

EL DICCIONARIO DE MI ABUELA (3)

COGER EL PENDIQUE : Irse a algún sitio sin decir donde.