Ir al contenido principal

Magdalena Álvarez - al descubierto

Comentarios

maria gemma ha dicho que…
Cuando uno no sabe de lo que habla... o se le deja a otro que sabe o mejor estar callada...

Esto que ya vi... me pareció ridículo y vergonzoso en una ministra... mentir sobre una mentira… es muy difícil… se puso en evidencia…
No saber quien dijo algo… si fue ella u otro el que lo hizo… esto me sonroja y me hace sentir vergüenza ajena…

Creo en la paridad real... no en la ficticia...

Un abrazo
Marino Baler ha dicho que…
Este vídeo levanta la moral. Si esta señora es ministra, cualquiera puede serlo. Lo que clama al cielo es la forma de hablar ¿Tan difícil es pronunciar la "D" en los participios? TratAO, planteAO, quedAO. Algo muy habitual, que se oye muy a menudo.

Un saludo.
angela ha dicho que…
Cuando la oí, pensé en lo superado que tiene el sentido del ridículo.¡Por favor! Lo han pasado muchas veces por intereconomía y no podía creerme la falta de dicción de esta mujer...Sin lugar a dudas tenemos los políticos que no nos merecemos pero.... Un saludo.Angela
Carlos ha dicho que…
Vergonsoso, con gente asi dirigiendo nuestro pais no me extraña nada que estemos en esta situación.
C.C.Buxter ha dicho que…
¡Qué malo! Pobre Maleni, buscando en sus apuntes la respuesta correcta...
el piano huérfano ha dicho que…
mira si me despisito de te descubro
que bien llegar aqui
una maravilla
voy a visitar al otro blog y al blog que sigues ya que estoy
un abrazo
Anónimo ha dicho que…
Es impresentable, por favor...cuando menos, tener ordenado el papeleo. Pero ojo: hay quienes culpan a la paridad de género, lo cual me parece injusto y hasta sexista.

Y también me parece de doble moralina criticar la forma de hablar de una Ministra: ciertamente que una autoridad de Estado no puede "comerse" las letras, pero quien esté libre de pecado...

Saludos afectuosos, de corazón.

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a como es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia, Ávila,Valladolid y Palencia, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora y Salamanca. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi i

CASTELLÓN, LA SEGUNDA PROVINCIA MÁS MONTAÑOSA DE ESPAÑA

Siempre me ha parecido curioso que Castellón sea la segunda Provincia más montañosa de España. Acompaño un texto sacado de Wikipedia. He intentado saber cuál es la más montañosa pero no encuentro datos. Intuyo que será Cantabria, Asturias o, tal vez, Huesca, pero no lo sé. La provincia es montañosa en su interior, donde las estribaciones del Sistema Ibérico conforman las comarcas naturales del Maestrazgo por el norte y la Sierra de Espadán por el sur. Además, entre ambas encontramos al pico de Peñagolosa (que da nombre al macizo del mismo nombre) y que con 1813 msnm es la segunda cima más alta de la Comunidad. Otras alturas principales de la provincia son la Peña Salada (1.581 msnm), el Pina (1.405 msnm), el Encanadé (1.393 msnm) y la Muela de Ares (1.318 msnm). La provincia cuenta con una estrecha zona costera en la que destacan como accidentes geográficos la península de Peñíscola, el cabo de Oropesa y el entrante de Almenara. La mayor parte de la población habita en la franja c

EL DICCIONARIO DE MI ABUELA (3)

COGER EL PENDIQUE : Irse a algún sitio sin decir donde.