Ir al contenido principal

DE TAPAS POR ZAMORA


El otro día leía en “la Opinión de Zamora” la columna de José Ángel Barrueco (por cierto ha cambiado su imagen, su foto actual es (casi) de perfil dejando ver su media melena, un poquito más larga y con más fundamento que la de José María Ánsar) y como durante esos días estaba disfrutando del Festival de las Tapas de Zamora echaba en falta alguna nota al respecto -durante estos días es la salsa (nunca mejor dicho) y el comentario de la capital- proveniente de la pluma (con perdón) del escritor zamorano.

Kankel (José Ángel Barrueco), es sus artículos es muy proclive a escribir sobre su barrio madrileño, de las escapadas con sus colegas a restaurantes de la Comunidad que preside Esperanza Aguirre (horror, ya he nombrado a dos populares), de las continuas visitas los “finde” a restaurantes hindúes o Kebabs turcos, pero muy poco sobre las exquisiteces culinarias que producen sus paisanos zamoranos en lo que a restauración se refiere. Curiosamente, como si se tratara de algo telepático, a los dos días de haber pensado todo lo descrito más arriba, Barrueco publica en su columna periodística algo referente a las malas noticias que se producen en la Provincia y que corren de boca en boca a velocidad de vértigo. Ponía como ejemplo, de que también ocurren cosas positivas, el Festival de la Tapa.


Para no extenderme demasiado y conminar desde este humilde espacio a mi amigo Kankel a escribir algo más extenso sobre las “tapas zamoranas”, explicaré grosso modo de qué se trata. La edición que acaba el domingo 18 es la tercera. La duración del Festival es de tres semanas. Participan 83 establecimientos de la capital (que yo sepa record nacional en cuanto a participación en un Festival de ese tipo). Edición tras edición se ve aumentado el número de participantes y comensales. He probado alrededor de 20 tapas durante esta edición. Mi favorita: “Bombón de escabeche” elaborada por el bar Viriato. Sobresalientes son, a mi modo de ver: “Manda huevos” del bar los Caprichos de Meneses, “Bocata de sardinas, moderno” del bar Lasal, "Sushi de arroz a la zamorana" del Hotel NH y “Denominación de origen” del RestauranteRincón de Antonio. Desgraciadamente sólo he probado unas pocas pero puedo asegurar que todas están “cojonudas”. Qué les aproveche, señores zamoranos y señoras zamoranas.

Comentarios

SUAVE CARICIA ha dicho que…
pucha leerte me dieron ganas de probar todas esas exquisiteces

snif, snif
pero estoy a dieta...jajjaa

dejo suaves caricias
Javier ha dicho que…
Tengo entendido de que por Soria también se hace un concurso de tapas aunque no he coincidido nunca, por cierto mis paisanos son un poco ratas en este tema , como mucho unos cacaueses, y en algunos sitios como en el Lázaro te los cobran como si fuera jamón.

Un abrazo
Anónimo ha dicho que…
Las malas noticias siempre vuelan más rápido...casi como inherente al género humano. Ha de ser una delicia para paladares de amplio gusto...pero por nombre, yo no me llevo (eso de "Bombón de escabeche" no me apetece); aunque quizás pudiese ir por la bocata de sardinas.

Saludos cordiales.

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

INTERREG, LA OFENSA PARA SALAMANCA Y ZAMORA ESTÁ SERVIDA

Durante estos últimos dÍas ha tenido bastante repercusión en la prensa de Castilla y León, en especial en la de la provincia de Zamora , la gestión de los fondos europeos del programa “Interreg” por parte de   la Junta de Castilla y León. Dicho programa, “Interreg VA España-Portugal (POCTEP)”, promueve proyectos de cooperación transfronteriza con el apoyo de la Unión Europea . Hasta aquí todo correcto. Sin embargo, el   reparto de los más de 16,2 millones de euros ha causado malestar en Zamora y Salamanca, especialmente entre asociaciones y expertos de la raya hispanolusa, una zona considerada "desierto demográfico" que ve como los fondos transfronterizos se escapan a territorios que no tienen los problemas endémicos de la frontera. De esa cantidad tan solo se han destinado a Salamanca y Zamora, únicas provincias fronterizas con Portugal, poco más de la mitad, concretamente 8,5 millones de euros. El reparto, realizado por la Junta de CyL, con sede en Valladolid y gobierno bi