Ir al contenido principal

DISMINUIR EL PASO




Esta mañana tomaba un café en un bar de Zamora mientras leía el periódico local. A mi lado, en la barra, se encontraban una señora y dos hombres. La señora informaba a sus acompañantes que su marido era autodidacta. Como estaba algo apesadumbrado, minutos antes había depositado mi obra para una exposición en Italia, aparté los ojos del diario y fijé mi atención en la conversación de al lado (pensé que el marido de mi vecina de barra era artista y me llamó la atención). Estaba equivocado, después de autodidacta la mujer dijo que su marido hacía la comida, limpiaba, fregaba, pasaba la aspiradora… vamos todo un ejemplo. Yo también soy “autodidacta” pero no voy proclamándolo por todos los rincones. Uno es cómo es: “autodidacta”, faltaría más.

“Disminuir el paso” es algo que no solemos hacer. Cada uno cuando camina lleva su paso, generalmente rápido, aunque hay veces que debemos acomodarnos al paso del compañero de viaje. Cuesta pero no queda más remedio.
“Disminuir el paso” es el título de un cortometraje que se estrena hoy en Soria. Se trata del primer trabajo del director Iván Hermes. Junto a actores de primera fila como Hugo Silva, Eduardo Velasco, Jordi Vilches y Natalia Abascal participa un elenco de actores desconocidos, pero no por ello menos valiosos que los nombrados. Entre ellos se encuentran mis alumnos Gerva, Choncho, Álvaro y Esme, que junto a otros discapacitados psíquicos protagonizan la historia de Daniel, un chaval autista que encuentra su forma de expresión en el atletismo. Un corto humanitario que reproduce con valor las adversidades con las que se enfrenta día a día cualquier discapacitado.

El corto se basa en hechos reales ocurridos en las olimpiadas para discapacitados de Seattle (Estados Unidos), donde los atletas esperaron a un compañero que se había caído en la salida para ayudarle y entrar todos juntos en la meta.

Yo que tengo la suerte de trabajar a su lado puedo decir que esas situaciones se dan cotidianamente. La solidaridad y el apoyo a sus compañeros son parte del día a día, parte de una rutina que siempre me produce una pasión indescriptible y muy entrañable. Y es que, en ocasiones, disminuir el paso proporciona situaciones excepcionales. Mejor entrar siempre juntos a la meta. Lo importante siempre es llegar.

Comentarios

Fer ha dicho que…
Afortunado.
Anónimo ha dicho que…
Es lo más bonito que has escrito nunca.
Jo Luis,
.
Luis Lópec ha dicho que…
Gracias amigos. Un saludo.
Raquel ha dicho que…
Ayer me acordé de ti mientras escuchaba a un grupo de discapacitados que tienen su propio grupo musical. Antes de que salieran al escenario había estado hablando con dos de las personas del grupo. Hoy, cuando dices eso de Disminuir el paso, lo entiendo un poco mejor.
Un abrazo
Anónimo ha dicho que…
Es que el uso del castellano y sus diversos vocablos da para todo; me gustaría saber si el citado "autodidacta" estaría de acuerdo con que su señora proclamase su gracia por todos los rincones.

Soy de andar rápido...no como el Presidente Truman (de quien he leído caminaba a 120 pasos por minuto), pero sí de un tranco firme; de todos modos, puedo adaptarme a otro tipo de andar ameritándolo las circunstancias.

Sobre el cortometraje, el deporte de hoy implica alta competencia y una lucha constante por llevarse los honores...sin embargo, de cuando en cuando hay ejemplos que nos recuerdan lo que realmente debe de ser. Y como dice la canción, "no hay que llegar primero sino hay que saber llegar".

Saludos cordiales.
Anónimo ha dicho que…
Y hay una actriz en el corto que no has puesto, la que fue productora del corto y que consiguió todo para hacer el corto. sin ella no hubiera sido posible hacerlo. Se llama Cristina Serrato y es soriana. Ella sí que disminuye el paso a diario ayudando, en todo lo que puede a los demás.

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

INTERREG, LA OFENSA PARA SALAMANCA Y ZAMORA ESTÁ SERVIDA

Durante estos últimos dÍas ha tenido bastante repercusión en la prensa de Castilla y León, en especial en la de la provincia de Zamora , la gestión de los fondos europeos del programa “Interreg” por parte de   la Junta de Castilla y León. Dicho programa, “Interreg VA España-Portugal (POCTEP)”, promueve proyectos de cooperación transfronteriza con el apoyo de la Unión Europea . Hasta aquí todo correcto. Sin embargo, el   reparto de los más de 16,2 millones de euros ha causado malestar en Zamora y Salamanca, especialmente entre asociaciones y expertos de la raya hispanolusa, una zona considerada "desierto demográfico" que ve como los fondos transfronterizos se escapan a territorios que no tienen los problemas endémicos de la frontera. De esa cantidad tan solo se han destinado a Salamanca y Zamora, únicas provincias fronterizas con Portugal, poco más de la mitad, concretamente 8,5 millones de euros. El reparto, realizado por la Junta de CyL, con sede en Valladolid y gobierno bi