domingo, 8 de marzo de 2020

INTENTEMOS NO SUCUMBIR AL PAVOR IRRACIONAL




Llevo varias semanas obsesionado con el coranavirus, incluso tengo sueños en los que aparece   ese virus que se ha convertido en pandemia en muy poco tiempo. Hoy he leído dos artículos que hacen referencia al tema. Por un lado, las medidas excepcionales que se han tomado en Haro, una cuarentena vigilada por la Guardia Civil y que deja ver que el brote se ha producido por la asistencia a un funeral en Vitoria, creo entender que buena parte de ellos eran de  etnia gitana. Ya está montado el tinglado, hay personas (o cafres, diría yo) que dicen: “que echen a todos los gitanos de Haro”, “que nadie acuda a los mercadillos”. Vaya, el racismo de la gente no tiene cura. Hoy son gitanos y mañana serán aristócratas, aquí no se salva ni dios. El segundo artículo lo firma Rosa Montero y dice estar segura que ya hemos vivido apocalipsis bacterianos o víricos en la historia europea, peste bubónica en 1348 que exterminó a la mitad de la población europea, la llamada gripe española (más reciente) que mató entre 40 y 100 millones de personas en todo el planeta... En su artículo, la madrileña, sigue comentando todo lo relativo a vacunas y dice que no sucumbamos al pavor irracional, tan contagioso. Finaliza diciendo que todos vamos a morir algún día, esa fragilidad, esa indefensión,  es lo que llamamos vida. Yo añado, pues sí, pero todo esto acojona y es mejor morir naturalmente y no por algo que nos llega, probablemente, por comer animales salvajes sin control. Qué dios nos coja confesados... a estas alturas del partido mejor volverse creyente ¿o no? (pongamos un poquito de humor a algo tan aterrador).

No hay comentarios:

JESPER LINDELL, directo en Little Bobby (Santander)

Jesper Lindell es una de esas personas que dan ejemplo cuando todo se pone boca abajo y no queda más remedio que abrirse paso como sea. Se d...