domingo, 22 de marzo de 2020

DIARIO DEL CORONAVIRUS. 2



Al igual que Javier Cercas, premio Planeta 2019 con “Terra Alta” (cuya novela tengo y, por cierto, no he leído), pertenezco a esa generación española que no conoce una guerra y, sin embargo, las dos recientes crisis que hemos padecido -solamente podemos analizar económicamente la primera de 2008-, van a ser determinantes para que nuestros jóvenes, la generación mejor formada  históricamente en España, tengan y tendrán, en un futuro inminente, problemas para encontrar su primer trabajo. Los jóvenes tendrán, por tanto, más problemas para insertarse en la sociedad y los subcontratos a tiempo parcial, con más seguridad que en este momento, proliferarán. “Malos tiempos para la lírica”, que diría mi paisano Germán Coppini, también coetáneo. 
Pero no queda otra opción que vivir al día, lidiar con esta maldita realidad que nos acompaña y nos acompañará durante los próximos meses. Cuando pase, hay que ser optimista,  tocará pensar en esas cosas también vitales pero más alejadas en este momento.


Cuando regresaba hoy de comprar el pan me encantó ver en los cristales exteriores de algunos apartamentos dibujos de niños. Me recordaron a aquellos dibujos que hacían los niños de la guerra y que tuve la suerte de ver en alguna exposición. Aquellos  dibujos recogían escenas de situaciones vividas antes y durante la guerra. La guerra era palpable: bombardeos, aviones, refugios, fuego, escenas bélicas que demostraban como se ve la guerra desde los ojos de un niño o una niña. Los dibujos actuales de los niños que exponen en los cristales de sus casas son distintos, (casi) todos ellos son positivos: el arco iris; letras que configuran la palabra fuerza; lazos de luto (negativo por la muerte pero que quiere asumir la realidad del maligno virus); animales libres; naturaleza; escenas de colegio... es una parte de la terapia de esta traumática experiencia lo que les alienta a dibujar todo esto, aunque  sus miras sean la libertad que está cerca pero a sabiendas de que hay que ir quemando etapas diarias qué, con seguridad, nos llevarán a poder respirar en otros lugares que no sean nuestro hogar




No hay comentarios:

JESPER LINDELL, directo en Little Bobby (Santander)

Jesper Lindell es una de esas personas que dan ejemplo cuando todo se pone boca abajo y no queda más remedio que abrirse paso como sea. Se d...