martes, 1 de diciembre de 2020

EL FORMATO ANALÓGICO VUELVE A SER TENDENCIA

FOTOGRAFÍA:DARREN JOHNSON


Cuando quitaba el polvo de un armario he visto un altavoz inalámbrico que se escuchaba a varios metros del tocadiscos mediante una conexión con una clavija  que conectaba otro dispositivo a la salida de la cadena de sonido. A años luz de ese altavoz que, por entonces, era lo último, es increíble cómo ha cambiado todo lo que gira alrededor de la música. Sin embargo, no sé si por nostalgia o por tener la música en tus manos, se vuelve a lo analógico. Y, aunque el CD sigue siendo el protagonista, el vinilo y el cassette han ido ganando adeptos en los últimos años. Los cassettes o cintas, fueron todo un impacto avanzados los años 60 del siglo pasado (las inventó la compañía Philips en 1963). Recuerdo que cuando escuchaba, en los años 70, en la radio mis canciones favoritas, estaba esperando a apretar el REC para grabarlas en mi nuevo radio-cassette y, de esa manera, escucharlas cuando me apeteciera. Menudo avance suponía para los que, como yo, éramos unos enamorados de la buena música. La invención de los cassettes también trajo de la mano un nuevo concepto para la música grabada: la piratería. Más adelante, en 1974, Philips, de nuevo, creó los CD,s como sustituto de vinilos y cassettes. Dos años más tarde se uniría Sony al proyecto, presentando en 1982 el reproductor de CD,s. Recuerdo que el primer CD que compré fue a principios  de los 90´, se trataba del disco de The PoliceZenyatta Mondatta” que tengo el placer de escuchar ahora mediante la plataforma musical Spotify. El desarrollo del MP3 y su expansión hacia 1987 ya fue la revolución digital absoluta para los consumidores de música. Se debe a Karlheinz Brandenburg que expandió los codecs, ya existentes, para comprimir audio.  Usó el tema de Suzanne Vega Tom,s Diner” como canción test para perfeccionar el MP3. Pero no fue hasta 1992 cuando se popularizó este nuevo formato digital explotando en 1999 con la creación de Napster.

Napster permitía compartir archivos de audio en MP3 de forma gratuita en peer-to-peer, lo cual terminó significando el no-respeto sistemático de los derechos de audio y desató la furia de la industria musical.

Posteriormente, en 2007, El lanzamiento del iPhone  es el principal culpable de la explosión de popularidad del streaming y las radios online. Las aplicaciones que anteriormente solo eran accesibles en un ordenador ahora también se podían usar en la palma de la mano.

El mundo de la música no para, no sabemos qué será lo siguiente en esta revolución que acaba de empezar. Sin embargo, y como comentaba al principio,  añoramos lo antiguo y, nostálgicamente  o por puro placer, regresamos a lo que nos acompañó durante tanto tiempo en nuestra infancia, adolescencia y juventud. Escuché ayer en la radio, que en Madrid han abierto una tienda que vende Cassettes, y como no podía ser de otra manera, se llama “La Cassettería”. Por lo visto ya existen otras dos tiendas anteriores, en Madrid y Barcelona, que se adelantaron a La Cassettería. 

El pasado verano ABC publicó que las ventas de cassettes se han duplicado en 2020 y no hace más que crecer. Un formato nostálgico que rememora viejos tiempos, e incluso hay nuevos sellos con maquinaria que están editando nueva música en cassette. 

Mi realidad tangible son cerca de seiscientos vinilos, alrededor de ochocientos cassettes y cerca de mil CD,s. Por suerte todo sigue en mi poder, es parte de mi lado más melómano. Me alegro que lo vintage vuelva y se valore en su justa medida.

No hay comentarios:

JESPER LINDELL, directo en Little Bobby (Santander)

Jesper Lindell es una de esas personas que dan ejemplo cuando todo se pone boca abajo y no queda más remedio que abrirse paso como sea. Se d...