Ir al contenido principal

ZAMORA, UN BUEN LUGAR PARA VIVIR


El confinamiento, que tanto limitó nuestros movimientos, puede que sea el culpable de que cada vez más ciudadanos busquemos la libertad de pasear por donde nos plazca sin ninguna cortapisa.  Hoy, a pesar del intenso frío que azotaba Zamora a primeras horas de la mañana, la zona que bordea el río estaba muy transitada. Cuando me dirigía al Duero, a la altura de la calle Santa Clara, un ruido uniforme e insistente hizo que dirigiera mi mirada a un indigente que se encaminaba a la Plaza de la Marina. Portaba, o más bien empujaba, una silla de escritorio. Estoy seguro de que salía de algún portal que le habría servido, durante esa noche tan gélida, para extender su cartón (que también acarreaba) y resguardarse del transgresor invierno. Cuando contemplé la trágica estampa se me pasó la sensación de frío que pocos segundos antes era mi pesadilla.  Durante el trayecto pude entretenerme con multitud de murales y grafitis en las calles, realmente es un arte en evolución en la ciudad y, considero, hay que salvaguardarlo y apoyarlo, no cabe duda de que aporta frescura e inspiración. Sin embargo, también hay que decir que el mobiliario urbano está atiborrado de pintadas que nada aportan. Muchas paredes de edificios y puertas de garajes o comercios amanecen con pintadas  de mal gusto que afean el entorno ¿arte o vandalismo? Supongo que la corporación municipal estará en ello. Tal vez se pueda solapar lo uno con lo otro e intentar que el mal gusto sea reemplazado con ese arte de calidad que, por suerte, se va multiplicando en Zamora.

Desde el Puente de Hierro hacia IFEZA, la Institución Ferial de la Provincia, hay unos caminos (y un carril bici) respetuosos con el medio ambiente y que transcurren por un canal natural, paralelo al cauce principal del Duero, con varias baterías de plataformas que sirven para el atraque de piraguas y otras embarcaciones, desconocía dicho cauce ya que siempre paso por allí en coche. En una isla del río, apta para los perros, vi varios nidos de cigüeñas más bajos de lo normal y, tal vez, adaptados por altura a los depredadores. También pude comprobar, que al igual que otras zonas del río, había varias parejas de cormoranes. Todo un lujo el paseo, desde luego.

Zamora, a pesar de que la población va disminuyendo y  va envejeciendo, al igual que en otras zonas de Castilla, es un lugar agradable para vivir, bien comunicado por autovía con las ciudades limítrofes de León, Salamanca y Valladolid, y, también,  a la vecina Portugal. Recuerdo que la segunda vez que actuó el cantautor canadiense Barzin en Zamora, me comentó que no le importaría vivir en la ciudad del Duero. Obviamente, compartí con él su razonamiento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

INTERREG, LA OFENSA PARA SALAMANCA Y ZAMORA ESTÁ SERVIDA

Durante estos últimos dÍas ha tenido bastante repercusión en la prensa de Castilla y León, en especial en la de la provincia de Zamora , la gestión de los fondos europeos del programa “Interreg” por parte de   la Junta de Castilla y León. Dicho programa, “Interreg VA España-Portugal (POCTEP)”, promueve proyectos de cooperación transfronteriza con el apoyo de la Unión Europea . Hasta aquí todo correcto. Sin embargo, el   reparto de los más de 16,2 millones de euros ha causado malestar en Zamora y Salamanca, especialmente entre asociaciones y expertos de la raya hispanolusa, una zona considerada "desierto demográfico" que ve como los fondos transfronterizos se escapan a territorios que no tienen los problemas endémicos de la frontera. De esa cantidad tan solo se han destinado a Salamanca y Zamora, únicas provincias fronterizas con Portugal, poco más de la mitad, concretamente 8,5 millones de euros. El reparto, realizado por la Junta de CyL, con sede en Valladolid y gobierno bi