Ir al contenido principal

CUADERNO DEL CORONAVIRUS. 41

Con la Iglesia hemos topado. Los obispos, en contra de una renta renta mínima vital permanente porque provocaría que "grupos amplios de ciudadanos" acabasen viviendo "de manera subsidiada”. A esta gente que tan poco hace por la sociedad le gusta mucho participar en política, manifestar sus ideas y, también, aprovechar la coyuntura para recordar a los contribuyentes que pueden marcar la casilla de la Iglesia y la de Fines Sociales y, asimismo, que los fieles también pueden hacer donaciones a sus diócesis o parroquias particulares a través de un portal de Internet. Me parece triste que en un país en el que gobierna la izquierda tenga la Iglesia tantos privilegios. El Estado destinará al sostenimiento de la Iglesia Católica el 0,7% de la cuota íntegra del IRPF correspondiente a los contribuyentes que manifiesten su voluntad en tal sentido. ¿Hasta cuándo vamos a soportar esto señores y señoras de partidos llamados progresistas? El mantenimiento de la Iglesia Católica le cuesta al Estado casi el doble que el de los partidos políticos y hasta seis veces más que el de los agentes sociales. Y más que la suma de ambos conceptos. Los datos de la Intervención General del Estado revelan cómo entre 2007 y 2013 las subvenciones y transferencias de la Administración central a la principal entidad religiosa que opera en el país ascendieron a 1.566 millones de euros. A todo esa inyección económica hay que añadir que las exenciones fiscales en el Impuesto de Sociedades benefician a actividades económicas de la Iglesia como hospitales, colegios y colegios mayores, librerías y editoriales, museos, actividades deportivas o cursos, coloquios y seminarios. En el Impuesto de Bienes Inmuebles se consideran exentos de tributar en los ayuntamientos los inmuebles donde se realicen actividades calificadas como exentas. En el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, la exención para la Iglesia, como para el resto de organizaciones similares, es total. Y en el Impuesto sobre el Valor Añadido, la Iglesia no cobra IVA por los servicios que ofrece, pero en cambio lo paga por todos los bienes y servicios que adquiere. El Impuesto de Plusvalía, también municipal, las exenciones que benefician a la institución vaticana se refieren al cambio de manos del bien si es donación o herencia recibida. Y en Actividades Económicas, todas las actividades exentas de tributar en el impuesto de Sociedades lo están también por este concepto. Todos esos acuerdos se firmaron en época franquista y todavía siguen vigentes. Estoy de acuerdo en que hay órganos como el Senado, la Corona, e incluso los gobiernos autonómicos que nos cuestan mucho dinero y nos aportan bien poco, que podrían agruparse los ayuntamientos y reducirlos en número, pero la Iglesia, con estos datos económicos expuestos, creo que un país como el nuestro, en las circunstancias actuales y las que, por desgracia, vendrán, no podemos soportarlo. Los clubes privados deben mantenerlos sus socios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Castilla la Vieja, León, Vascongadas, Murcia y Castilla la Nueva

La lectura de un libro me ha trasladado a la época que me tocó vivir en tiempos del dictador Franco. Todo ha surgido cuando se describía, en un capitulo de la novela, un mantel de plástico decorado con el mapa de España de entonces. ¡Qué recuerdos! La geografía de España durante esos años era algo distinta a cómo es ahora. La actual Castilla y León estaba dividida es dos regiones; por un lado, Burgos, Soria, Segovia y Ávila, acompañadas por las actuales autonomías de Cantabria y La Rioja (esta división se denominaba Castilla la Vieja), y por otro lado estaba León. Esta región la componían León, Zamora, Salamanca, Valladolid y Palencia. Castilla la Nueva estaba formada por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y la actual Comunidad de Madrid. Murcia era Albacete y la provincia de Murcia. El País Vasco se denominaba Vascongadas. El resto de las comunidades autónomas tenían la misma distribución que en la actualidad. Recuerdo que contando 14 o 15 años teníamos, en mi

SEMANA FATÍDICA PARA EL CINE

Semana fatídica para el mundo del cine. Ingmar Berg man , director sueco, falleció ayer a los 89 años de edad. Autor de clásicos del cine como "El séptimo sello " o "Fanny y Alexander ", se encontraba retirado en su casa de la isla del Mar Báltico desde hace años. Bergman llegó a firmar más de 40 películas, entre ellas "Fresas salvajes " (1957), "Gritos y susurros " (1972), "Escenas de la vida conyugal " (1974) o "Sonata de otoño " (1978). Su obra más conocida es, sin duda, "El séptimo sello", de 1957, cumbre del cine protagonizada por Max Von Sidow, entre otros. Bergman abordó, con una visión casi siempre trágica, las relaciones entre hombres y mujeres, la muerte, la existencia de Dios o el sentido de la vida. Buena culpa de ello tuvo su educación religiosa y severa, elegida para él por su padre, pastor protestante. Hoy, un día después de la muerte de Bergman, nos ha dejado otro maestro del cine, Michelangelo Anton

INTERREG, LA OFENSA PARA SALAMANCA Y ZAMORA ESTÁ SERVIDA

Durante estos últimos dÍas ha tenido bastante repercusión en la prensa de Castilla y León, en especial en la de la provincia de Zamora , la gestión de los fondos europeos del programa “Interreg” por parte de   la Junta de Castilla y León. Dicho programa, “Interreg VA España-Portugal (POCTEP)”, promueve proyectos de cooperación transfronteriza con el apoyo de la Unión Europea . Hasta aquí todo correcto. Sin embargo, el   reparto de los más de 16,2 millones de euros ha causado malestar en Zamora y Salamanca, especialmente entre asociaciones y expertos de la raya hispanolusa, una zona considerada "desierto demográfico" que ve como los fondos transfronterizos se escapan a territorios que no tienen los problemas endémicos de la frontera. De esa cantidad tan solo se han destinado a Salamanca y Zamora, únicas provincias fronterizas con Portugal, poco más de la mitad, concretamente 8,5 millones de euros. El reparto, realizado por la Junta de CyL, con sede en Valladolid y gobierno bi